Cómo hacer un cómic: consejos para principiantes

Convertirse en el creador de mundos imaginarios es posible a través de los cómics, siempre que se esté dispuesto a superar el reto que supone ser creativo, guionista y dibujante.

Aunque las historietas existen desde hace varias décadas, tuvo que llegar la década de los sesenta para que el mundo del cómic se convirtiera en un género y un arte. Ha pasado mucho tiempo desde el primer tebeo de Batman o el Capitán América pero cada vez son más los dibujantes y animadores que deciden lanzarse al mundo de la creación de historietas.

La idea y el argumento

La creatividad es el campo de los dibujantes de cómic aunque rara vez se elabora una de estas obras sin la ayuda de un escritor que sea el que se encargue de realizar el argumento. En el caso de que no se disponga de un socio, la labor corresponderá al propio dibujante que tendra que crear el argumento y esbozar, a grandes rasgos, las características de cada personaje, su historia así como las acciones que se van llevando a cabo.

 

 

A continuación llegará el momento de decidir cuáles son las tramas a representar en viñetas por resultar las más significativas. Estas deberán ir numeradas. Después de esta labor será el momento de crear el cómic de verdad ya que se tendrán que trabajar los aspectos referentes al enfoque de cada una de las viñetas, el color, los fondos así como el estilo del dibujo y otros detalles correspondientes al mismo.

La realización del guión

Se requerirá un storyboard en el que se haga un esbozo de las imágenes y sus correspondientes "bocadillos" para luego poder empezar a delinearlo y a darle color. Estas tareas serán las más complicadas de todas ya que será a través del lenguaje y los gestos que el cómic cobrará vida o pasará a ser uno más de los muchos intentos no logrados de crear una obra en este arte.

 

 

Como recomendación final se aconseja que no se realice todo el trabajo sólo. Seguro que se tiene un conocido o amigo al que se le da bien escribir o que es meticuloso con algunas de las tareas que a uno mismo le puede resultar difícil realizar. Los contactos son muy importantes en este mundo y dos creadores de cómics son el doble de redes sociales.