Cómo hacer un drenaje alrededor de la casa

La humedad del terreno puede ocasionarnos importantes desperfectos en nuestra casa. La instalación de un drenaje puede ser la solución definitiva al problema

Hay determinados tipos de suelo en los que el agua permanece retenida. Esto puede ser debido a la composición del terreno, porque tenga capas más o menos impermeables o simplemente porque la orografía provoque que las corrientes de agua confluyan hacia esa zona en concreto. Cuando una casa está construida sobre un terreno de este tipo, suelen aparecer problemas de humedades en los suelos y en la parte baja de los muros: pintura deteriorada, desprendimiento de enlucidos de muros y tabiques, levantamiento de suelos, aparición de hongos, etc. En estos casos, la instalación de un sistema de drenaje alrededor de la casa puede solucionar todos estos inconvenientes.

Cómo averiguar si nuestra casa necesita un sistema de drenaje
Cuando en nuestra casa aparecen algunos de los problemas mencionados anteriormente, tenemos un síntoma claro de que el terreno sobre el que está construida necesita la instalación de algún sistema de drenaje. Lo primero que tendremos que hacer será averiguar qué tipo de terreno tenemos, para ver la cantidad de agua que puede acumular y a qué altura está localizada.

Para ello, lo más eficaz es comenzar a excavar un pequeño hoyo hasta llegar a la altura en que aparezca el agua o nos encontremos con terreno muy húmedo. Si estamos en temporada seca, puede que no aparezca la humedad, pero observando la composición de la pared del hoyo, podemos obtener bastante información.

Si el terreno es arcilloso, tendrá problemas de acumulación de humedad, y tendremos que instalar el drenaje en toda la superficie que ocupe la capa arcillosa. Si nos encontramos manchas oscuras o rojizas a una determinada altura, nos estará indicando que el agua permanece retenida a esa altura durante largos periodos de tiempo, con lo que nuestro drenaje deberemos instalarlo por debajo de esta cota.

¿Qué tipo de drenaje debemos instalar?
En función de los datos obtenidos en la operación que acabamos de describir, podemos determinar el tipo de drenaje a instalar.

Si la humedad del terreno es muy superficial y aparece principalmente en los momentos de lluvia, con instalar una canaleta alrededor de la casa solucionaríamos el problema. Para ello debemos abrir una pequeña zanja, y sobre un lecho de arena de río, ir colocando la canaleta con su correspondiente tapa. Estos tipos de canaleta suelen venir fabricadas en PVC, chapa zincada o galvanizada y hormigón.

Si el problema de humedad está a más profundidad, la solución pasa por abrir una zanja de mayores dimensiones. En este caso colocaremos tubos de drenaje. Suelen ser corrugados y tienen pequeños agujeros para permitir el paso del agua. La zanja la taparemos con grava o cualquier otro árido similar.