Cómo hacer un rosario con nudos

Para hacer un rosario con nudos se debe utilizar un hilo resistente, así como también se requiere aprender la técnica correcta para crear los amarres.

El rosario es uno de los símbolos más importantes de la fe cristiana. Se utiliza para orar y meditar haciendo uso un artefacto fabricado con amarres o cuentas en una cuerda. Asimismo, estos nodos permiten enumerar la secuencia de oraciones para llevar un orden. Es posible economizar un poco si nosotros aprendemos a crear un rosario con nudos.

Consistencia del rosario

Un rosario con nudos consta de cinco juegos de diez amarres que son las Ave Marías (este conjunto es llamado “década”). Entre cada década debe haber un nudo que simboliza el Padre Nuestro. Por otro lado, una vez completados las 54 ataduras, las décadas son unidas por un enlace central que permitirá formar un círculo.

 

Luego de hacer el enlace central, se procederá a realizar otro nudo que representa un Padre Nuestro, otros tres para las Ave Marías y finalmente, otro Padre Nuestro que estará unido a un Crucifijo.

Material y procedimiento

Para hacer un rosario con nudos se debe comprar un lazo de Nylon #36 que mida 20 pies, un encendedor, unas tijeras, un crucifijo de aproximadamente una pulgada y finalmente una cinta pegante.

 

Inicialmente debe doblar su cuerda por la mitad, apoyándose con su dedo índice. Luego gire el lazo alrededor de su dedo procurando hacer una forma de “X”. Para continuar, rote el hilo tres veces teniendo en cuenta que cada nuevo giro debe ser hecho hacia adentro de su mano, no hacia la punta.

 

Tome un poco de cinta pegante y adhiérala a una punta del hilo, lo que permitirá tener un mayor control al hacer los nudos. Por otro lado, deberá sacar la cuerda enroscada, siendo cuidadoso para que no se desenrede. Introduzca a través de los círculos el lado que tiene la cinta pegante y hálela lentamente para formar un amarre.

 

Repita el procedimiento tantas veces sea necesario, pero considere que debe dejar un espacio de un centímetro entre cada Ave María y uno de dos centímetros al insertar un Padre Nuestro. Para hacer el amarre central, debe juntar los extremos del hilo y hacer un nudo doble.

 

El amarre final será empezado haciendo un nudo normal, pero antes de cerrar la atadura asegúrese de colocar el crucifijo y posteriormente halar. Envuelva el hilo nuevamente para que el nudo sea más voluminoso y por último, corte y queme un extremo del hilo para sellar el rosario con nudos.