Cómo hacer una propuesta de matrimonio original

Hacer una propuesta de matrimonio exitosa consiste en saber elegir el lugar y el momento oportunos, de forma romántica y dando a entender que entre vosotros existe una complicidad única.

Vivir en pareja está en los planes de futuro de la mayoría de las personas. A veces, uno siente que ha llegado el momento de dar un paso más en su relación y decide pedir en matrimonio a su pareja. Una propuesta de matrimonio es una situación muy importante y probablemente irrepetible, por lo que hay que planearla muy bien.

Busca una fecha señalada para hacer tu proposición

El momento será más emocionante si eliges para la propuesta de matrimonio un día que sea importante para tu pareja. Puedes elegir la fecha de su cumpleaños o San Valentín. También puede ser un momento que represente algo en vuestra relación, como la fecha en la que os conocisteis o el día de vuestro primer beso. Sin embargo, puedes elegir cualquier día en el que no espere nada, así le darás una buena sorpresa. Solo asegúrate de que ese día tu pareja estará libre o no estará excesivamente cansada.

Elige un lugar importante para tu pareja

Aunque la típica cena romántica en una bonito y sofisticado restaurante siempre es una opción a la hora de hacer una propuesta de matrimonio, existen otras muchas más. Lo mejor es elegir un lugar que para tu pareja tenga un significado especial.

 

Por ejemplo, puede que a tu pareja le gustase ir a algún lugar cuando era pequeña, como unos jardines o un parque de atracciones. Los buenos recuerdos de la infancia pueden contribuir a crear un ambiente especial. También una buena idea elegir el lugar de vuestro primer encuentro para hacer la propuesta de matrimonio. En definitiva, un lugar en consonancia con la fecha elegida.

Haz tu propuesta de una manera original y atractiva

Es cierto que arrodillarse y hacer la propuesta de matrimonio es una práctica extendida y que muchas chicas sueñan con esto. Sin embargo, los tiempos han cambiado y puedes tratar de organizar alguna cosa más original. Piensa qué tipo de persona es tu pareja para organizar la propuesta.

 

Si es una persona tradicional también puede optar por una cena en la que el camarero traiga el anillo de pedida como sorpresa. Si es una persona a la que le gustan los juegos puedes organizar una serie de acertijos para que encuentre el anillo. Incluso, para hacerlo más original, puedes no darle solo un anillo y acompañarlo con otro objeto que represente algo importante para tu pareja.