Cómo hacer una sopa de fideos con caldo casero

Las sopas de fideos son un plato delicioso que se convierte en exquisito si están hechas con caldo casero. Saber cómo hacer una sopa de fideos con caldo casero no es difícil, si conoce la receta.

La sopa de fideos es un magnífico plato que a la mayoría de la gente le gusta. Pero si, además, está preparada con caldo casero, pasa a ser un manjar delicioso, que deleitará a los comensales. El cómo hacer una sopa de fideos con caldo casero es más sencillo de lo que imagina.

Los ingredientes

  • Un punto clave a la hora de saber cómo hacer una sopa de fideos es elegir ingredientes frescos y de calidad. En lo que respecta a la carne, por ejemplo, lo más usual es usar carne de gallina. Normalmente esta carne está demasiado dura para ser comida frita o cocida, pero da lugar a un caldo delicioso. También se pueden aprovechar las partes del pollo que no sirven para cocinar de otra manera, como es el caso de el cuello.

 

  • Por su parte, las verduras han de ser frescas, estar bien lavadas y deben quitárseles las hojas externas. Lo más usual es emplear cebollas, zanahorias, patatas y puerros.

 

Preparación

  • Lo primero que hay que hacer para saber cómo hacer una sopa de fideos, es poner a cocer la gallina con abundante agua. Lo idóneo es un litro de agua por cada 200 gramos de gallina, con lo cual obtendrá un litro de sopa, que suele ser la cantidad apropiada para cuatro comensales, pues se obtienen cuatro platos soperos bien llenos.

 

  • Cuando hierva, ponga el fuego a media potencia, y déjelo hasta que la carne se desprenda fácilmente del hueso, usando solamente un tenedor. Suele ocurrir transcurridos diez o quince minutos tras empezar a hervir.

 

  • Cuele el caldo, y agreguéle las verduras, cortadas en dados muy pequeños. A continuación, póngalo a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando, hasta que hierva. Cuando esto ocurra, baje la potencia del fuego a media, y deje cocer así durante cinco minutos.

 

  • Una vez hecho esto, agregue los fideos, suba el fuego y déjelo hasta que hierva de nuevo. Después de unos minutos, cuando los fideos estén blandos, por fin tendrá su sopa de fideos lista.