Cómo hacer una trenza francesa

La trenza francesa es un peinado que nunca pasa de moda y es muy cómoda tanto en verano como en invierno.

Llevar una trenza francesa en una ocasión especial es un distintivo de elegancia y originalidad. Además, es un peinado muy práctico que mantiene el pelo recogido para los días de calor. También es conocida como “trenza cosida” y es una composición muy escogida en peluquerías para novias. Para realizarla en casa solo hay que seguir unos sencillos pasos y veremos cómo se resalta nuestra belleza natural.

Pasos a seguir
Para comenzar a realizar nuestra propia trenza francesa, peinaremos a conciencia nuestro cabello para quitar cualquier enredo que podamos tener. A continuación, cogeremos un mechón de pelo de la parte de arriba, que tenga más o menos el mismo ancho que nuestra frente. Una vez realizado esto, dividiremos este mechón en tres más pequeños con la misma cantidad de pelo en cada uno.

 

El siguiente paso es cruzar el mechón izquierdo por encima del central hasta dejarlo en el centro, es decir, dejándolo en medio de los otros dos. A continuación, haremos lo mismo con el de la derecha, pasándolo al medio de nuevo por encima del central quedando, de esta manera, en el centro.

 

Continuaremos cogiendo el mechón derecho y el central con la mano derecha y con la mano izquierda soltaremos el mechón izquierdo para coger con esta mano un mechón nuevo del costado de la cabeza, uniéndolo al mechón izquierdo que hemos soltado. Así, pasaremos este nuevo mechón (que tiene más cantidad de pelo) por encima del central dejándolo en medio. Haremos lo mismo con el mechón derecho, es decir, soltaremos el mechón derecho y con esta mano cogeremos un nuevo mechón de pelo para unirlo al mechón soltado.

 

Así iremos aumentando los mechones, haciéndolos más grandes hasta que se nos termine el pelo sobrante de la cabeza. Por último, cuando ya no tengamos más pelo que coger, cruzaremos los tres mechones, uno encima de otro hasta terminar el largo del cabello.

Ideal para todas las ocasiones
La trenza francesa es ideal para todas las ocasiones, tanto para el día como para la noche. Podemos combinarla con un estilo informal, llevando pantalones vaqueros y camiseta, o bien, podemos utilizarla para llevar un bonito vestido de noche. Además, podemos añadir en un lado una horquilla para el pelo en forma de flor o varias flores pequeñas repartidas por toda la trenza, de manera que quede como una cascada floral.

 

Además, la trenza francesa es una buena elección si tenemos el cabello rebelde y que se nos encrespa con la humedad. También podemos hacérnosla en los días que no hemos tenido tiempo de lavar nuestro pelo. La trenza francesa aporta un look romántico y muy femenino.