Cómo hacer yoga en casa: manual para principiantes

Para quienes no tienen tiempo de apuntarse al gimnasio, existen una serie de ejercicios fáciles y útiles para aprender cómo hacer yoga en casa.

Se puede decir que el yoga es una forma de meditación que tiene como objetivo depurar la intranquilidad del alma y encontrar la calma tanto espiritual como física. Aprendiendo cómo hacer yoga en casa es posible encontrar un equilibrio físico y mental.

Elementos necesarios

  • Es fundamental encontrar un lugar tranquilo en la vivienda, en donde se disponga de unos cuantos metros cuadrados. El sitio ha de ser preferentemente cálido y sin corrientes.

 

  • Es importante disponer de una esterilla blanda o similar, una colchoneta antideslizante para los ejercicios de movimiento y unas muñequeras.

 

¿En qué momento y cómo hacer yoga en casa?

  • Siempre que se pueda habrá de hacerse en ayunas. También hay que evitar beber mucho antes de los ejercicios. Una sesión compacta de unos 30 minutos es ideal para comenzar el día con humor y sin estrés.

 

Algunos ejercicios y posturas iniciales para saber cómo hacer yoga

  • Se comienza de pie con las piernas y pies unidos. Se inhala y exhala profundamente uniendo las palmas de las manos enfrente del pecho.

 

  • Con los brazos levantados se inhala mientras se van subiendo los brazos estirados. Se dobla un poco la espalda hacia atrás, se relaja el cuello y se empuja el pubis hacia adelante con las piernas bien tensas.

 

  • Exhalando y doblándose al mismo tiempo hacia delante manteniendo la espalda recta, la cadera hacia atrás y la cabeza entre los brazos haciendo que los dedos vayan a tocar el suelo. Después hay que tocar la frente con las rodillas manteniendo rectas las piernas. Manteniendo esta postura se contrae el abdomen y se expulsa el aire.

 

  • Inhalando y estirando la pierna derecha hacia atrás al mismo tiempo y apoyando la rodilla en el suelo, se estiran los brazos y se depositan las palmas de las manos en el suelo, estirando bien los brazos, alineándolos con el pie delantero.

 

  • Se flexiona la pierna izquierda y se presiona el muslo con el estomago. Al final de este movimiento hay que conseguir que el cuerpo descanse en las manos, el pie de la izquierda y la rodilla de la derecha.