Cómo hacer zumo de zanahoria para el verano

El zumo de zanahoria es excelente no solamente para la salud por su alto contenido en vitaminas sino que también ayuda a adquirir un bonito color bronceado para lucir durante las vacaciones de verano.

Para preparar un buen zumo de zanahoria es imprescindible contar con los tubérculos de la mejor calidad y si se desea acompañarlos de otros vegetales de colores naranjas fuertes como la naranja y el tomate, ya que esta característica es la que da tonalidad tostada a la piel debido a que contienen beta caroteno que es el elemento que optimiza el efecto bronceador.

Zanahorias con frutas

  • Uno de los mejores métodos para preparar el zumo de zanahoria es tomar cuatro zanahorias grandes y rallarlas muy bien, luego se llevan a la licuadora con un poco de agua, se procesan a velocidad máxima por dos minutos, se toma un limón sin piel y se le agrega junto con 2 cucharadas de azúcar y se licua a velocidad media.
  • A continuación, se coloca en un colador y se escurre bien el jugo que ya estará listo para consumir de preferencia con mucho hielo picado, también se puede hacer esta receta con naranja en reemplazo del limón. 
  • El zumo de zanahoria puede ser complementado con frutas como la manzana que incrementan su efecto hidratante y bronceador para el verano, para esto se toman dos manzanas, ocho zanahorias y se rallan sin quitarle la cáscara, luego se incorpora todo a la licuadora con muy poca agua y se procesa a máxima velocidad. Finalmente, se sirve en un vaso con hielo picado sin colar para que los resultados sean mejores.

Endulzar con miel

  • Otra manera de hacer el zumo de zanahoria es rayando dos zanahorias, pelar dos tomates y extraerles las semillas, el siguiente paso es licuar con el jugo de un limón y agregar una cucharada de miel, esta receta se toma con hielo.
  • En ocasiones, esta misma receta es utilizada para hacer mascarillas en la piel, que además ayudará a hidratarla y a que tome un color bronceado con mayor facilidad, se recomienda aplicarla por una hora durante la noche y luego enjuagar con agua muy tibia.
  • Finalmente, una de las formas más tradicionales de hacer zumo de zanahoria es tomar diez zanahorias y se cortan en tiras largas, se colocan en un recipiente con muy poca agua y cinco cucharadas de miel. A continuación, se colocan a hervir hasta que el agua se consuma casi completamente, se retira del fuego y se deja reposar hasta que se enfríe completamente. Luego, se incorpora esta preparación en una licuadora con jugo natural de naranja y se sirve con mucho hielo.