Cómo incrementar la capacidad de salto

Deportes cómo el voleibol, el baloncesto, incluso el fútbol para los remates de cabeza requieren por parte del deportista una buena capacidad de salto.

El salto vertical, requiere de la utilización de unos músculos determinados y de forma explosiva, por lo cual, únicamente con ejercicios anaeróbicos se puede lograr un mejoramiento en la capacidad para saltar, aunque también intervienen factores de coordinación entre los músculos y la fuerza de las articulaciones, entre otros factores.

Factores que intervienen

Se comete el error de pensar que las piernas son el único componente y, por lo tanto, el más importante, que interviene en la capacidad de salto, pero esto es un error común, ya que, músculos de los brazos, deltoides y pectorales intervienen de forma fundamental y directa en esta acción.

 

El salto no es una cuestión únicamente de fuerza, si bien es necesario fortalecer los músculos intervinientes en la mecánica de saltar, la coordinación de todos esos músculos es tanto o más importante. Asimismo, es bueno realizar algunos test previos al inicio del entrenamiento, para mejorar el salto y así poder observar las mejorías.

Mejorando la marca

Para mejorar el salto, por supuesto, es imprescindible el fortalecimiento de los músculos de las piernas que son las ejecutoras del movimiento principal, pero si lo que se quiere conseguir es mejorar la propia marca, también hay que ejercitar en el gimnasio, los brazos, pectorales y deltoides. También hay que eliminar grasas, en caso de exceso de peso.

 

Se aconsejan el entrenamiento pliométrico y con contraresistencia para mejorar la capacidad de saltar, adaptando la capacidad del músculo para hacer un esfuerzo fuerte y rápido, después de un periodo de reposo. Más importante que la cantidad de peso con la que entrenar, es la velocidad de los movimientos para que los músculos vayan adquiriendo esa capacidad elástica de reacción.

 

Las sentadillas y los multisaltos son fundamentales para mejorar este aspecto tan importante en determinados deportes, de tal forma que todos los días se pueden hacer este tipo de ejercicios en series, ya que lo fundamental para mejorar la capacidad explosiva de un organismo no es cansarse.