Cómo instalar un sistema de alarmas en el camión

Los transportistas dedican parte de su tiempo a instalar un sistema de alarmas de cara a hacer más seguro su trabajo, especialmente en lo que se refiere a la carga.

Para instalar un sistema de alarmas en un camión hay que tener en cuenta que este vehículo dispone de un espacio grande en el remolque, que en muchas ocasiones es objeto de robos por estar contenida la carga. Por ello, la instalación debe tener al menos dos alarmas, una en la cabina y otra en el remolque.

Las distintas opciones

A la hora de instalar un sistema de alarmas los transportistas se dividen entre los que acuden a un taller y los que montan la instalación por sí mismos. En cuanto a los proveedores, se debe insistir en obtener información sobre montar la alarma, con las características propias de cada una.

 

Debido a evitar los precios de un electricista, muchos transportistas acuden a tiendas especializadas o a Internet, donde se pueden encontrar alarmas en páginas como Electropc. En esta página y en otras se pueden encontrar productos por 85 euros, con las características de ofrecer un localizador a una larga distancia como elemento fundamental de las tecnologías modernas.

 

Después de contar con la materia prima, instalar un sistema de alarmas puede resultar algo costoso si no se tienen conocimientos de electricidad. No obstante, en el caso de los camioneros están habituados a manejar su vehículo y a repararlo en las numerosas averías de la carretera.

La instalación

Para contar con las alarmas, hay que tener en cuenta que la dedicada a la parte trasera del camión necesita un sensor de impactos con una potencia y sensibilidad mucho mayor, ya que el remolque es también grande. Este detalle también se puede solucionar de forma fácil con el proveedor.

 

Después de ello, para instalar un sistema de alarmas en el camión se debe contar con unas instrucciones detalladas y fáciles, donde se vea el cableado disponible. Una unidad de alarma consta básicamente de una sirena, unos módulos de impactos y el cableado, destinado a conectar la sirena a los elementos eléctricos del camión especificados en las instrucciones.

 

Para colocar los sensores de impacto se debe buscar un buen sitio, como si fuera un altavoz, para recoger cualquier movimiento brusco. En cuanto a la cabina los electricistas los suelen colocar en las puertas de piloto y copiloto, y debajo del capó. Si no se cuenta con un electricista, puede ser más complicada la parte del cableado de cada alarma destinada a conectar el equipo a los elementos eléctricos del camión, pero como se ha dicho se soluciona con unas buenas instrucciones. En resumen, instalar un sistema de alarmas depende de la buena colaboración entre los proveedores y el cliente, para adaptarse a cada camión.