Cómo jugar a Pokemon en el PC

Todo lo necesario para disfrutar de este juego en cualquiera de sus versiones

En la actualidad, muchas de las personas que se dedican a jugar en su hogar lo hacen disfrutando de un buen shooter o algún juego de rol online. Pero señores, realmente no hay nada como jugar a Pokemon en el ordenador y superar la liga Pokemon. Por lo menos es algo que deberías intentar.

Lo necesario
Para poder jugar a Pokemon en el ordenador, necesitas un emulador. Según la versión que decidas utilizar, puede ser que necesites uno u otro. Por ejemplo, las últimas ediciones son para Nintendo 3DS, por lo que deberías utilizar un emulador para dicha consola. Si quieres uno de los de GameBoy Advance, usa un emulador para GameBoy Advance y así sucesivamente. Una vez que tengas el programa, lo siguiente que necesitas es la ROM con el juego. Si realizas una búsqueda en Google con el nombre del juego y la palabra "ROM", seguramente la encontrarás.

¡A jugar!
Muy bien, ya tenemos todo. Como ésta es una guía un poco más general, deberás configurar tú mismo el emulador para poder ejecutar el juego. En general, debería funcionar si pones el ROM que descargaste en la misma carpeta que el emulador, luego seleccionas en el programa “Abrir”, buscas la ROM y la ejecutas. Si no funciona directamente, lo mejor será que busques en internet por la solución.

Y ¡ya estás listo! Jugar a Pokemon en el ordenador es realmente muy sencillo y no requiere de una máquina muy potente. Lo mejor de todo es que es un juego divertido y perfecto para matar algunas horas.

Para los que están en movimiento
Muy bien, ahora unas palabras para aquellos que no pasan mucho tiempo en casa. Esto no es jugar a Pokemon en el ordenador propiamente tal, sino más bien en la web. Ingresa a un sito web de juegos online, registra una cuenta, y podrás seleccionar entre miles de los juegos que allí se encuentran. Lo mejor de todo es que no tienes que instalar nada, e incluso puedes guardar tu progreso para cuando quieras tomar un descanso.

¡Tienes que atraparlos todos!