Cómo lidiar con preguntas trampa en una entrevista de trabajo

Conocer previamente las preguntas trampa a las que nos podemos enfrentar en una entrevista nos permitirá responder con naturalidad y satisfaciendo las expectativas de la empresa.

Saber responder las diversas posibles preguntas trampa en una entrevista, además de responder a las cuestiones generales sobre su perfil, es una forma de  que su candidatura destaque sobre las demás, y así lograr conseguir el puesto de trabajo ofertado, incluso aunque el Currículum Vitae no sea excesivamente brillante o se tenga poca experiencia laboral en el sector.

La encerrona de los tres defectos
Esta pregunta suele ser de las primeras en ser efectuadas por el seleccionador al realizar preguntas trampa en una entrevista. Se debe responder con sinceridad, pero sin contar ningún defecto que haga pensar a la empresa que no tiene ante sí a un buen candidato. Por ejemplo, no es adecuado citar como defecto que se suele llegar tarde al trabajo con frecuencia.

 

Existen defectos que se consideran normales y que reflejan sinceridad y humanidad en el candidato, como el alegar que en ocasiones le cuesta tomar algunas decisiones, o que a veces se pone nervioso ante situaciones de estrés. Hay que recordar que la empresa no busca candidatos sin defectos, si no que no presenten defectos que sean incompatibles con el empleo.

 

Indicar virtudes alegando que son defectos no es una buena idea, pues le presentará a la empresa una idea errónea de nosotros. Si se citara, por ejemplo, como defecto, un exceso de meticulosidad, se dará la imagen de que se cree que en el puesto de trabajo hay que hacer las tareas sin prestarles atención, lo cual originará resultados mediocres o malos

 

Cómo afrontamos tareas no deseadas
Las empresas no desean un empleado que abandona el puesto de trabajo cuando hay una contrariedad, la cual, independientemente del puesto laboral que se cubra, siempre surgirá. Al efectuar este tipo de preguntas trampa en una entrevista se busca valorar la capacidad del candidato de afrontar situaciones difíciles.

 

Si se responde a éste tipo de preguntas trampa en una entrevista que se niega a hacerlas, o se le pide a un superior que lo haga otro compañero, el candidato será descartado, pues el entrevistador espera escuchar la respuesta de que se hace por que es su obligación, o similar.

 

"¿Por qué perdió su anterior empleo?
Es un clásico de las preguntas trampa en una entrevista laboral, a la cual se debe responder con mucha diplomacia. Si el cese fue solicitado por la empresa, no hable mal de ella ni dé signos de guardar rencor hacia sus antiguos compañeros o jefes. Si pidió usted la baja voluntaria, indíquelo de forma positiva, como, por ejemplo, lo dejé para poder encontrar algo mas relacionado con mi perfil profesional.