Cómo lidiar con un compañero altamente competitivo

Para lidiar con un compañero competitivo se requiere de comunicación y paciencia, puntos clave que evitarán problemas y permitirán solventar la situación.

Actualmente, en el mundo escolar y también laborar uno suele toparse con personas altamente competitivas que llegan a los extremos de provocar rivalidad, envidia y, en ocasiones, malos tratos. Lidiar con un compañero de este estilo no es nada fácil, es por ello que se deben tomar en cuenta algunas recomendaciones y medidas.

Investigar y dialogar para evitar conflictos

Una forma para lidiar con un compañero competitivo consiste en analizarlo para recabar información que nos ayude a tomar decisiones y diseñar estrategias para actuar de la manera más adecuada. Es decir, según los datos recabados tendremos mayores posibilidades para predecir sus acciones y comportamientos.

 

Se debe tener en cuenta que generalmente la competencia no es personal, pero es necesario reconocer cuando se particulariza. Una buena forma para indagar en el asunto es entablar conversaciones que permitan conocer algunos hábitos y principalmente la personalidad del compañero.

 

Luego de conocerlo un poco se podrá platicar con más de confianza, lo que impedirá conflictos y consentirá los acuerdos. Para esto se recomienda utilizar algunas frases amigables que aseguren una respuesta positiva, por ejemplo “tengo una mejor forma para realizar el trabajo” o “conozco una técnica que puede ayudar” son comentarios que serán bien recibidos.

 

Después de practicar por algún tiempo la actividad del dialogo, será posible lidiar con un compañero con mayor facilidad, pues conoceremos las pautas para manejar situaciones y evitar así algunos problemas. Probablemente también descubriremos varias de sus debilidades que podremos aprovechar para fortalecer nuestros talentos.

Medidas esenciales

Lidiar con un compañero sumamente competitivo puede conllevar a situaciones de estrés si no se logró una buena comunicación. En caso de verse involucrado en estas circunstancias, el desesperarse no llevará a nada bueno; se debe mantener la calma en todo momento y, sobre todo, evitar actitudes negativas que pueden provocar tensión y discusiones desagradables.

 

Algunas personas competitivas tienden a comportarse de forma déspota por su complejo de superioridad, cerrándose a escuchar las opiniones de los demás. Esto dejará una mala impresión que poco a poco lo alejará de sus compañeros de trabajo. Por ello es aconsejable ser diferente y ganarse la confianza de los camaradas valiéndose principalmente del respeto y los valores.

 

También se debe ser cuidadoso todo el tiempo, pues algunas personas competitivas en su afán de ser siempre los mejores y superarnos en todo, se mantendrán atentas para copiar nuestros proyectos y mejorarlos. Trabajar en secreto es lo mejor en estos casos para evitar el robo de ideas o posibles plagios.