Cómo limpiar el calzado usado comprado de segunda mano

En mercadillos y tiendas de segunda mano, podemos encontrar, a muy buen precio, calzado superior. Para poderlo usar sin problemas, es conveniente limpiarlo de modo correcto. Le contamos como limpiar de forma correcta el calzado usado

En mercadillos y tiendas de segunda mano, podemos encontrar calzado bueno, bonito y barato, pero al ser calzado usado, probablemente esté sucio. Entonces toca limpiarlo.

Qué no hacer para limpiarlos
No limpie el calzado usado en lavadora automática. Sólo conseguirá acortar la vida de la lavadora, desequilibrando el tambor, y el calzado saldrá estropeado.

No use quitagrasas, puesto que, además de la suciedad, también se llevará el color del calzado, dejando el calzado con un aspecto verdaderamente lamentable.

Cómo limpiar calzado usado: limpieza del interior
Por dentro deben ser desinfectados. Aunque no huelan, no podemos saber si no nos contagiarán con una infección fúngica o bacteriana cuándo los usemos.

Para ello, son muy útiles los desinfectantes para el interior del calzado que se venden en el mercado. Algunos calzados pueden ser desinfectados con un paño humedecido en alcohol, frotando por dentro, pero antes debe verificar que el alcohol no dañe el color del calzado, probándolo en una zona pequeña del interior.

Alguna gente cree que echar bicarbonato en el interior, dejarlo reposar toda la noche,y posteriormente, eliminar el bicarbonato, desinfecta el calzado, pero no es cierto. Ese tratamiento es útil para eliminar el mal olor, lo cual es necesario si lo hay, pero no suficiente y no nos evita desinfectar.

Cómo limpiar calzado usado: limpieza externa
Para la limpieza externa del calzado usado, debemos tener en cuenta el material con el que ha sido confeccionado. Aún así, todo tratamiento de limpieza debe ser probado previamente en una zona no visible del calzado, para asegurarnos de que su uso no lo estropeará. Un posible lugar escondido es la parte que va tapada en la lengüeta de una zapatilla, o la parte interna del tacón en zapatos.

Un paño suave de algodón, mojado con agua jabonosa de jabón neutro, suele ser adecuado para empezar a limpiar. Así quitamos el polvo y gran parte de la suciedad.