Cómo limpiar la batería del coche sin dañarla

Limpiar la batería del coche sin dañarla y con materiales caseros es una solución sencilla al alcance de todos para alargar la vida de los vehículos.

Por más que avance la tecnología electrónica y de automoción con los diseños de modernos y grandes coches y camiones, es frecuente la imagen de una batería con los polos con una especie de moho y de aspecto poco sano. Se tiene que limpiar la batería del coche o hacer un simple mantenimiento para evitar que este ácido del acumulador dañe otros componentes del vehículo.

Qué es y cómo funciona
Una batería es un acumulador de electricidad para poder ser usada cuando no se tiene suministro directo de energía. Cómo hay que limpiar la batería del coche pasa por entender su funcionamiento. Un acumulador eléctrico funciona convirtiendo una reacción química en energía eléctrica. Las hay de muchos tipos, pero el funcionamiento básico es el mismo: un ácido, normalmente sulfúrico, reacciona con un metal, normalmente plomo, generando electricidad y unas sales que se acumulan en los contactos o bornes.

Limpiar la batería del coche

  • Uno de los principales actos de mantenimiento de los vehículos debería pasar por limpiar la batería del coche a menudo, puesto que la formación de sales sulfatadas en los bornes puede dañar considerablemente cualquier otro elemento circundante, desde circuitos eléctricos hasta la propia chapa del coche.
  • Tan pronto como aparezcan los bornes de la batería sulfatados (aspecto blanco verdoso) se deberá actuar a conciencia. Existen dos maneras fáciles y prácticas de eliminar estos restos corrosivos con materiales caseros: con bicarbonato sódico o con bebida gaseosa.
  • Habrá que desenroscar los terminales de los cables de los bornes con sumo cuidado y sin forzarlos. Si se resisten, un poco de agua hirviendo facilitará la tarea. Atención, nunca se deben mojar ambos terminales a la vez. De igual forma, se procurará en todo momento de no cruzar los cables o que estos no toquen ninguna parte metálica del vehículo.
  • Con ambos cables desconectados, se insertarán los terminales oxidados en un vaso o recipiente lleno de agua saturada de bicarbonato o preferentemente de un refresco carbonatado. Se dejará actuar durante unos minutos y se verá como ha eliminado por completo todo el óxido. Paralelamente se pueden limpiar los restos de los bornes con papel. Si se usa ropa hay que saber que ésta quedará quemada e inservible.
  • Finalmente, limpiar la batería del coche pasa por dejarla en buen estado para un nuevo funcionamiento y suficientemente protegida para minimizar otra oxidación. El éxito de una buena intervención pasa por finalizar recubriendo los bornes y terminales de los cables con vaselina abundante.