Cómo mantener el color de las mechas en verano

Los reflejos aumentan la luminosidad de las facciones y suavizan el rostro, pero cen el verano, el cabello tiende a maltratarse de más. Por ello, para mantener el color de las mechas hay que aumentar los cuidados.

Las mechas en el verano dan un efecto relajado al rostro y permiten conseguir un efecto veraniego y desenfadado que está de moda. Sin embargo, los continuos lavados, los efectos del sol, el uso de planchas o secadores de cabello, sumado a los efectos del agua de mar, provocan resequedad en el cabello. Por ello, es necesario implementar medidas para mantener el color de las mechas.

El secreto de unas buenas mechas

Los reflejos que le dan tanta luminosidad al rostro se obtienen cuando se logra el efecto más natural posible. El cabello nunca debe quedar homogéneo, lo divertido de las mechas consiste en combinar las tonalidades y entremezclarlas de forma relajada. Existen muchas formas para mantener el color de las mechas.

 

A la hora de pensar en proteger y mantener el color de las mechas es importante usar productos de calidad en manos de un profesional. De modo contrario, solo se logrará una decoloración del cabello, la cual provoca tanto daño que la recuperación del cuerpo cabelludo se hace una tarea sumamente difícil.

 

Además de las fórmulas, también se deben tener en cuenta las técnicas. Las más usuales son las realizadas con papel de aluminio o barrido, que consiste en cambiar el color de mechas muy finas de cabello para que este tenga una apariencia lo más natural posible.

Cuidados del cabello

Cuando se quiere mantener el color de las mechas del verano es importante acudir al salón de belleza para darle retoques continuos cada dos o tres meses. No se recomienda con mayor frecuencia para evitar un teñido gradual completo del cabello. Los mejores tonos de mechas son los que no contrastan demasiado con el resto del cabello, dos o tres tonos más bajos está perfecto.

 

Las mejores zonas para realizarse las mechas son los flequillos y laterales del rostro, las puntas y los medios del cabello. Por más pequeñas que sean las mechas, desde el momento que se pisa la peluquería todo el cabello debe tratarse como teñido, se deberán utilizar champús y acondicionadores para cabellos con ese tratamiento y productos hidratantes que ayuden a prolongar el color. Hacerse baños de crema y evitar el uso de planchas o rizadores y secadores de pelo ayudarán a mantener el color de las mechas, así como el uso de productos con protección solar.