Cómo mantener la figura a los 40

Llegando a los 40 años, la mujer empieza a cambiar su metabolismo y es más fácil engordar, por lo que mantener la figura requerirá de más esfuerzos que en la juventud.

Hay muchas mujeres que necesitan mantener la figura para sentirse bien consigo mismas, para su autoestima, y más aún al llegar a la edad crítica de los 40 años, cuando empiezan a verse los primeros síntomas de que la juventud va quedando atrás en el tiempo y empiezan a aparecer los michelines, las estrías y las arrugas.

Ejercicio físico

El metabolismo del organismo es mucho más rápido en la juventud, de tal forma que se queman las grasas con más facilidad. Sin embargo, cuando se van alcanzando los 40, el metabolismo se desacelera, debido a la pérdida de masa muscular, de tal forma que la grasa se acumula con mayor facilidad haciendo más complicado mantener la figura.

 

Una forma de prevenir esto es haciendo ejercicio físico para mantenga los músculos tonificados. A los 40, las mujeres se van volviendo más sedentarias y esto es un error si se quiere mantener la figura de la que siempre se ha presumido. Hacer unos 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico ayudarán a cumplir este propósito.

 

Los trabajos donde se pasa mucho tiempo sentada, o ir en coche a todas partes son hábitos que tienen que modificarse cuando se está en los 40. Buscar media hora al día para andar a paso ligero, subir las escaleras en vez de coger el ascensor y apuntarse con unas amigas al gimnasio para hacer aerobic, pilates o spinning, ejercicios aeróbicos para mantener la figura.

Mejorar la dieta

Los alimentos con grasas saturadas serán más difíciles de metabolizar por un cuerpo de 40 años, acumulando reservas de grasa por las zonas que menos gusta a las mujeres, por lo tanto, hay que eliminar la comida rápida, los fritos, la bollería industrial y todo tipo de comida procesada.

 

Combinando con el ejercicio la nueva dieta para mantener la figura, el éxito está asegurado. Aumentando la ingesta de verduras, ensaladas, cereales integrales, frutas y comiendo menos o nada de los alimentos antes mencionados, no solo se puede mantener la figura, sino que se gozará de una salud envidiable.