Cómo montar tu propio equipo de baloncesto

Montar un equipo de baloncesto propio requiere de ciertas pautas personales y grupales, además de mantener latente la posibilidad de participar en ligas formales y federadas.

Crear un equipo de baloncesto propio es una actividad gratificante y prometedora. En caso de desear otorgarle un marco jurídico, se deberán tener presentes al momento de la constitución una serie de pautas legales. Además deberán respetarse los requisitos solicitados por la Federación de Básquet del país en cuestión y, desde ya, las medidas de seguridad y asistencia médica básica. 

El equipo y su dinámica

  • La conformación de un equipo de baloncesto implicará, en términos generales, la reunión de al menos cinco personas dispuestas a llevar adelante las actividades del mismo. Es imprescindible, entonces, poseer un compromiso con el equipo, recurriendo a las prácticas o encuentros pautados, los cuales se sugieren sean periódicos. 
  • Otro detalle de importancia se suscribe al espacio concreto donde llevar a cabo la actividad. En muchas localidades se dispone de canchas públicas correctamente instaladas y con los requerimientos de superficie reglamentario. El problema más común en estos casos es la superposición de horarios con más de un equipo, arriesgándose así la posibilidad de juego.
  • Otra posibilidad consiste en pactar con algún club zonal, para poder utilizar las instalaciones en días y horarios precisos. Tal vez en este caso se solicite algún tipo de pago módico, el cual deberá estar contemplado con antelación. 

Quiero federar mi equipo, requisitos legales

  • Los equipos de baloncesto, para poder competir a niveles significativos, deben ajustarse a una serie de normas legales. En cuanto al marco impositivo, los mismos invisten un caso especial ya que no poseen fines de lucro en sí mismos y por ende están exentos de impuestos. Sin embargo, cada Federación de Básquet, posee una serie de ordenanzas que deben cumplimentarse.
  • Entre las exigencias fundamentales de la misma, se pueden mencionar a los entrenadores profesionales, el pago por los eventos en los que participe, instalaciones adecuadas, servicios médicos y de emergencia disponibles las 24 horas y jugadores en regla (“fichados” como se menciona en la jerga del deporte). Además, los requerimientos de jugadores se elevan al número de quince, los cuales deben estar acreditados en la misma Federación.
  • Otra posibilidad se basa en la inserción del equipo de baloncesto formado en primeras instancias amateur, en el marco de un club barrial o vecinal. Para ello, el equipo deberá estar de acuerdo con las pautas impuestas dentro de la institución a la cual representará, ateniéndose a las mismas.
  • Sin lugar a dudas, las acciones desarrolladas por el equipo de baloncesto son recreativas y atractivas. Las mismas proveen a los jugadores de un momento de dispersión y entrenamiento corporal que se tornan imprescindibles para el bienestar individual.