Cómo montar un colector de energía solar en casa

Instalar un colector de energía solar en casa es fácil, económico y puede suponer un gran ahorro energético mientras se amortiza la inversión del montaje.

Un colector de energía solar sirve para calentar el agua de una vivienda aprovechando la energía producida por el sol. Es una alternativa económica y ecológica a los calentadores de gas comerciales. El dispositivo almacena la energía solar para transformarla en energía térmica útil para cualquier vivienda, calentando el agua como lo haría cualquier otro aparato calentador y con una vida útil de más de 20 años.

Materiales necesarios
El colector de energía solar está compuesto por varias piezas que pueden adquirirse en cualquier centro de bricolaje especializado. Existen grandes superficies donde tienen un amplio abanico de componentes a precios muy competitivos, haciendo que el montaje total sea a la larga mucho más rentable que un calentador de agua instalado por una empresa profesional.

 

Los captadores de energía solar de baja temperatura con planos protegidos son los idóneos para una casa. El panel solar térmico debe tener unas medidas aproximadas de un metro de ancho por un metro de largo. Son las placas solares más utilizados para viviendas. Se necesita también una caja galvanizada donde montar la placa térmica colectora, las tuberías, los cabezales de alimentación y el transformador de descarga de agua. Comprar aislante térmico con poliéster, fibra de vidrio y lana y un contenedor o termotanque con una capacidad total de entre 115 y 200 litros.

Montaje
Para empezar el montaje del colector de energía solar se debe unir, preferiblemente con soldadura, la placa metálica a las tuberías, que actuarán como conductos de fluidos. Rellénelas con caloportador, una mezcla de agua y glicol. Para una mayor absorción y almacenamiento del calor, pinte la placa metálica con una pintura negra para superficies metálicas y aíslela con lana y poliéster. Una vez verificado que todas las piezas están sólidamente unidas, insértelas dentro de la caja galvanizada.

 

Fuera de la caja se instalarán los cabezales de alimentación y la descarga de agua del colector de energía solar. El sistema de drenaje debe estar unido al del paso de la vivienda, y los cabezales de alimentación conectados con el panel fotovoltaico que recibirá la energía solar que calentará los fluidos (caloportador) del interior de los tubos. El agua almacenada se calentará en el calentador hasta alcanzar la temperatura deseada, dependiendo del uso que se le vaya a dar (para tener agua caliente o para calentar la casa). Por último se debe colocar el panel del colector de energía solar orientado hacia el sol. Se deben calcular las horas y la posición donde el sol da durante más tiempo para que el colector de energía solar funcione a pleno rendimiento.