Cómo motivar a un niño para que empiece a hablar

Muchos padres se preocupan cuando sus hijos se retrasan en el lenguaje oral, por ello es importante saber cómo motivar a un niño a iniciarse en el habla.

Pese a que no existe un método único para motivar a un niño a hablar, existen diversas ténicas que lo ayudarán en su iniciación en el lenguaje oral. Sin duda la estimulación que los padres le den es una pieza clave para que el niño empiece a hablar correctamente.

Hablarle con frecuencia y de manera correcta

Una de las mejores formas para motivar a un niño a decir sus primeras palabras es hablarle constantemente. Es importante mirarlo a la cara cuando se le habla para fortalecer el contacto visual y ayudarlo a entender expresiones, gestos y estados anímicos.

 

En el momento de hablarle se debe emplear un lenguaje claro y sencillo. La pronunciación debe ser correcta y se deben evitar palabras inventadas u onomatopeyas. Por ejemplo, no decir “guau guau” sino perro; no decir “chu-chu” más bien tren; ya que el deber de todo padre es enseñarle un lenguaje correcto.

Interactuar con el niño

Pero no solo se trata de hablar con frecuencia. Lo ideal para motivar a un niño a iniciarse en el lenguaje oral es interactuar con él. Motivarlo a expresarse y buscar que responda a los estímulos a través de balbuceos, gritos de alegría, llantos o risas.

 

Es recomendable aprovechar las cosas que le llamen la atención o que formen parte de su deseo. Por ejemplo, si quiere una pelota o un juguete preguntárselo pronunciando claramente el nombre del objeto. De esta manera recordará mejor las cosas que desea y a poco a poco se animará a llamarlas por su nombre.

Juegos didácticos y mucha paciencia

Otra buena costumbre para motivar a un niño al habla es la de emplear canciones con estribillos pegadizos y fáciles de pronunciar. Asimismo leerle cuentos cortos y repetírselos constantemente. Si a esto se le añaden gestos y un adecuado uso de la expresión facial, el niño captará mejor el mensaje de la canción o del cuento.

 

Por último, para estimular a un niño a decir sus primeras palabras es importante tener mucha paciencia y seguir con amor y respeto el ritmo de su crecimiento. Ya que se trata de una etapa única en la vida de toda persona lo recomendable es disfrutar al máximo estos bellos momentos de aprendizaje.