Cómo navegar por internet con seguridad

Tener una actitud prudente, utilizar el sentido común y seguir unas pautas de comportamiento va a ser nuestra mejor protección a la hora de navegar por Internet.

Actualmente Internet forma una parte importante de nuestra vida. A través de la red realizamos muchas y diversas tareas, desde organizar nuestras vacaciones de verano, realizar operaciones bancarias, consultar la prensa, hasta un sinfín de cosas más. Por ello es importante que aprendamos a manejarnos con seguridad para no tener problemas.

Herramientas básicas para proteger tu ordenador

La primera que deberías tener instalada en tu computadora es la conocida como “firewall” o cortafuegos. Se trata de un programa que va a proteger a tu PC de cualquier intromisión no autorizada que venga de Internet, permitiendo o denegando el acceso de cualquier programa que quiere conectarse a la red. Los más recomendados son Outpost y ZoneAlarm.

 

También es fundamental disponer de un buen antivirus que se encargue de detectar y eliminar cualquier virus informático que quiera penetrar en tu sistema. Es conveniente tenerlo siempre activado y con las últimas actualizaciones. Se pueden encontrar algunos de pago y de reconocido prestigio como el NOD32 y el Norton, u otros gratuitos como el AVG.

 

Otro software indispensable son los antiespías o “antispyware”, que nos defiende de cualquier programa malicioso que quisiera sacarnos información de nuestro ordenador y enviarla a través de internet. Hay que tener cuidado porque suelen estar ocultos en algunos programas gratuitos. Los expertos aconsejan sobre todo Spybot y Ad-Aware.

Otros consejos para una navegación segura

Ten siempre al día todas las actualizaciones de tu sistema operativo y utiliza la última versión de tu navegador, configurándolo con un nivel de seguridad medio-alto. Es muy práctico instalar un programa anti pop-up para impedir que se abran las molestas ventanas emergentes mientras navegas por Internet.

 

Se recomienda siempre visitar sitios web conocidos y no descargar archivos de páginas que puedan ser sospechosas de contener virus. En cuanto a los programas mejor descargarlos de su sitio oficial o de servidores confiables como Softonic. No se debe nunca aceptar la ejecución de programas que se hayan descargados sin nuestra autorización.