Cómo ondular el pelo a mano

Aprende a ondular el pelo desde casa de manera económica con una planchita, ondulador, ruleros o usando tan solo papel de revista.

¿Tienes una boda o simplemente deseas salir este fin de semana con un peinado nuevo? ¡No te preocupes! En casa puedes hacer todos los cambios necesarios para ondular el pelo, sin gastar nada.

Utilizando aparatos electrónicos
Si tienes un ondulador, será muy fácil ondular el pelo. Tan solo divide tu pelo en partes, como siempre lo haces para alisarlo. Coge un sector, ponlo alrededor del ondulador, presiona y tira hacia abajo. Ya tendrás el pelo ondulado.

Si no hay ondulador, ¡no desesperes! Con plancha también es fácil ondular el pelo. Vuelve a separar tu pelo como si lo plancharas normalmente. Pon la plancha de pelo en la raíz del sector que has cogido. Con las dos manos (y mucho cuidado), comienza a girar la plancha de pelo mientras bajas hasta llegar a las puntas. Ya tienes la onda hecha.

Los métodos de la abuela
Volvamos a las fórmulas de la abuela. Ruleros son el modo más fiable para ondular el pelo. Separa nuevamente por secciones tu cabello, toma un rulero y empieza a girar. Cuando llegues a la raíz, colócale una pinza. Asegúrate que queden fuertes. Una vez que hayas terminado, ponte laca y mantente con ellos por lo menos 4 horas. Vuelve a quitarte los ruleros uno por uno con cuidado.

Si no tienes ruleros, utiliza pedazos de papel. Toma una hoja de papel (preferiblemente papel de revista) y haz con él como si fuera un abanico a lo largo. Cuando lo tengas trozeado, vuelve a coger la sección del pelo que quieras. Gíralo y al llegar a la raíz, haz un nudo. Ponte laca y déjalo reposar unas 4 horas por lo menos. Si el papel se rompe o no se queda resistente puedes colocarte unas pequeñas pinzas y/o onduladores en cada uno de ellos. Quítate el papel muy despacio, y ya tienes tus ondas naturales armadas en casa y hechas por tí misma!