Cómo ordenar adecuadamente una habitación infantil

Lo más importante para saber cómo ordenar una habitación, es distribuirla y decorarla en concordancia con la edad y estatura del niño que la va a habitar.

La altura a la que se colocan los espacios de almacenaje, es una cuestión en la que a veces no se repara. Lo ideal es colocarlos, al igual que los percheros, a la altura del niño. De esta forma ellos mismos, sin la ayuda de los padres, podrán colgar su mochila y abrigo a la llegada del colegio, en vez de dejarlo tirado en el suelo a la espera de que llegue uno de los padres a colgarlo. A la vez que les estarás enseñando como ordenar una habitación, es un sencillo modo de que vayan adquiriendo ciertos hábitos.

Ordenar el material escolar

  • No es tan difícil elegir dónde colocar las tijeras, pegamento, rotuladores u otros materiales delicados en la habitación de un niño de seis años, como ordenar una habitación donde hay un niño de tres años. Mientras que en el primer caso lo ideal es que lo tenga todo a mano para usarlo y recogerlo tras su uso; en el segundo hay que mantenerlo fuera de su alcance para que lo utilice con la supervisión de un adulto.

 

  • Para guardar este tipo de material existen cajas específicas o botes, pero si en la cocina tienes envases para guardar alimentos que no utilizas, vienen muy bien para guardar estos materiales.

 

Organizar juguetes y decoración

  • Los objetos de decoración deben estar situados en la parte más alta de las estanterías, de este modo será más difícil que los cojan para jugar. Para guardar los juguetes, lo mejor es tener cajas de diferentes tamaños y algún cesto. Asimismo, es interesante separar los juguetes por tipo: en un sitio coches, en otro animales, en otro pelotas. De esta forma, si el niño busca algo concreto, no vaciará todas las cajas para encontrarlo.

 

  • También puede ser un ejercicio, si son pequeños, para que aprendan a agrupar objetos similares. A los niños les cuesta menos esfuerzo si se les enseña como ordenar una habitación, haciendo que se lo tomen como un juego.