Cómo organizar una boda ecológica

Llevar a cabo una boda ecológica supone un esfuerzo añadido a la confección de la ceremonia, pero los resultados pueden ser muy satisfactorios al tratarse de personas que cuidan por encima de todo el medio ambiente.

El fenómeno de organizar una boda ecológica viene del extranjero, por ello en España es más complicado que en otros lugares, por no contar con demasiadas tiendas especializadas. Sin embargo, cada vez son más los novios que se esfuerzan en dar ejemplo y seguir con sus convicciones hasta en el día más importante de sus vidas.

La comida de una boda ecológica

Para organizarla, se trata de cuidar los detalles de una boda convencional, sin tener que apartarse de este concepto. Simplemente se trata de comprar los elementos de la boda en establecimientos especializados, ya sea en tiendas de la calle o en Internet. En España, por razones lógicas, estos elementos se suelen encargar más bien a profesionales educados en cada ámbito, anunciados especialmente en Internet. Sin embargo, hay algunas compañías en el mercado que también ofertan componentes ecológicos.

 

Entre esos componentes uno de los más importantes es la comida. Es un momento básico en una boda ecológica, tratando de cambiar el concepto tradicional que se suele dar en un restaurante con un menú preparado. En esta boda se debe tener en cuenta la cantidad de comida otorgada a cada uno, y confeccionar un menú con alimentos cuidados y criados de una forma ecológica. Por ejemplo, se debe evitar comer carne que haya sido criada de forma intensiva. En cuanto a los vegetales, los comensales suelen preferir los que se han cultivado en granjas de este tipo. En este sentido cada vez son más los agricultores que optan por este tipo de producción, alegando más calidad en los alimentos.

Otras partes significativas

Además de la comida, también son importantes el resto de detalles, relacionados con el vestuario de los novios o con la infraestructura de la boda. Por ejemplo, el traje de los novios puede ser confeccionado por sastres que utilizan tipos de fibra alternativos como bambú. En cuanto a la infraestructura, se debe evitar que los coches y los humos estén cerca de la ceremonia, así que es mejor celebrarla en lugares cercanos o facilitar el transporte sin vehículo.

 

Por último, puede hacerse que los materiales de la boda sean sostenibles y procedan de empresas que trabajan este sector. Otra idea es celebrar el banquete o la ceremonia en un entorno natural, alejado de la contaminación de las ciudades. De este modo, la boda ecológica satisfará a los más preocupados por el cuidado del medio ambiente.