Cómo organizar una oficina en casa

Hoy en día es posible trabajar a distancia montando una oficina en casa con todas las comodidades del hogar y con el mismo equipamiento que se utiliza en las oficinas.

Gracias a internet muchos trabajos se pueden realizar desde casa, por lo que montar y organizar una oficina en casa para trabajar a distancia es relativamente sencillo. Se debe disponer de un espacio propio para dedicarlo exclusivamente para el trabajo, y adquirir o usar el equipamiento necesario para estar como en una oficina y poder desarrollar el trabajo con normalidad. Lo más importante para no perder productividad se debe seguir el mismo horario que el de una oficina.

Lugar de trabajo

  • Para montar una oficina en casa se debe buscar un lugar tranquilo de la vivienda. Lo ideal es utilizar una habitación a modo de despacho, la cual debe tener acceso a una red telefónica y a una red para conectar internet. 
  • Así mismo debe disponer de varios enchufes y una luz adecuada para trabajar. Es importante escoger una silla cómoda y ergonómica para poder trabajar a gusto y sin consecuencias negativas para la salud.
  • Una oficina en casa debe disponer de un ordenador con todos los programas necesarios para trabajar, como el Excel o el Word. Así mismo se necesita una impresora en funcionamiento y papel A4 suficiente. 
  • La habitación debe tener un teléfono fijo en funcionamiento, a poder ser con línea propia e independiente de la casa. En ocasiones es necesario disponer de un terminal de fax. Por último tener mobiliario que sirva para almacenar y clasificar papeles y carpetas.

Trabajar en casa

  • Trabajar desde una oficina en casa significa que el tiempo de trabajo y el tiempo libre lo gestiona uno mismo. Sin embargo es preferible que los horarios de trabajo coincidan con los de los trabajadores de la oficina o al menos que coincida con el horario comercial corriente.
  • Todas las comunicaciones se realizan a través de internet o el teléfono así que trabajar en un horario comercial permite poder contactar con otros compañeros de trabajo o clientes sin ningún problema.
  • Durante las horas de trabajo en la propia oficina en casa la concentración debe ser máxima, el tiempo debe dedicarse exclusivamente a trabajar. De este modo no se pierde el ritmo de la oficina.  
  • Por último, en el despacho o lugar para el trabajo a distancia no debe existir ningún tipo de distracción, ni radio ni televisión, para mantener la atención en todo momento.Y es recomendable avisar a los demás huéspedes de la vivienda donde se ubica la oficina en casa para que no molesten durante el horario laboral, especialmente cuando hay que trabajar con los hijos en casa.