Cómo organizar una venta de pasteles para recaudar fondos

Organizar una venta de pasteles de manera original y con una buena publicidad es una buena idea para dar a conocer una asociación y recaudar fondos para realizar actividades.

En la actualidad podemos encontrar una gran variedad de asociaciones y grupos de todo tipo. Ya sean de vecinos, de teatro, de baile, de estudiantes o de excursiones juveniles, normalmente todos necesitan recursos económicos para realizar actividades. Una buena idea para recaudar fondos es organizar una venta de pasteles.

Cómo proveerse con pasteles y dulces

El primer paso que hay que hacer es tener una idea de cómo vamos a obtener los pasteles. Podemos comprarlos al por mayor, en empresas distribuidoras. Para informarnos sobre este tipo de mercados lo mejor es preguntar en los comercios cuáles son sus proveedores y cuáles son sus precios para ajustar el margen de beneficios.

 

Otra idea más original para organizar una venta de pasteles es hacerlos nosotros mismos, en función de las cualidades de los miembros de la asociación. Si son niños podemos pedir ayuda a los padres para hacer cada uno pasteles de diferentes tipos o incluso montar un pequeño taller de cocina.

Hacer una buena publicidad

Una vez hayamos decidido el método hay que publicitarse. Si compramos los dulces directamente al por mayor, la mejor idea es preguntar a nuestros conocidos que estén dispuestos a comprar para saber más o menos la cantidad. También se puede ir casa por casa del barrio y preguntar a vecinos y comerciantes.

 

Si hemos decidido hacer los dulces nosotros mismos lo mejor para organizar una venta de pasteles es hacerla en una especie de mercado en un solo día, así los pasteles caseros no se estropearán y serán más apetitosos para la clientela.

Ser originales en el montaje de la venta

Para atraer más al público es una buena idea al organizar una venta de pasteles, hacerlo de manera original y divertida. Si hemos comprado los pasteles podemos adornarlos con mensajes de agradecimiento de parte de la asociación.

 

Si vamos a optar por la segunda opción, es divertido montar una especie de fiesta en todo el mercado, con música, actuaciones de los miembros de la asociación y puesto de bebidas con mesas para poder tomar los pasteles en el mismo punto de venta. Esto por otra parte atraerá a más clientes que pasan por allí y no estaban informados de la venta.