Cómo pintarse los ojos con un delineador líquido

El efecto del delineador líquido es el de agrandar los ojos. Acompañarlo de lápiz blanco o pintar la línea de abajo, crea una mirada más amplia y profunda.

Maquillar los ojos realza la mirada tanto durante el día como durante la noche, creando la ilusión de que unos ojos pequeños son grandes y profundos. Este acabado puede conseguirse con lápices negros o de algún otro color de mina o bien, con delineador líquido o gel liner, que se aplica con pincel biselado de punta dura.

Aplicar el delineador líquido
El delineador de ojos debe aplicarse una vez se haya utilizado una base de maquillaje, apta para el color y nuestro tipo de piel, y la sombra que se quiera emplear, ya sea para diario o para salir de noche. Por lo tanto, debe emplearse en último lugar para que no quede cubierto por los polvos de la sombra de ojos.

 

En primer lugar, se deberá estirar el párpado del ojo todo lo que se pueda para hacer el delineado. Se empieza poco a poco desde dentro del ojo, desde la zona del lacrimal hacia fuera, procurando aproximarse tanto como se pueda a la línea de las pestañas.

Agrandar la mirada
Con el delineador líquido se puede conseguir el efecto de agrandar los ojos en caso de que se tengan pequeños. Para ello, además de aplicarlo como se ha explicado en el paso anterior, se trazará una suave línea al final del párpado. Esta línea debe dibujarse hacia arriba ya que si se sigue la línea del ojo, creará la ilusión de una mirada caída.

 

Una vez se ha conseguido esta línea, se rellenará para que parezca una extensión con la raya del ojo que se ha dibujado anteriormente. Como resultado se tendrán unos ojos más abiertos. Esto puede combinarse a su vez, con el uso del lápiz de ojos blanco. Con éste se delineará el interior del ojo, comenzando desde el lacrimal hacia fuera.

Delinear la línea de abajo de los ojos
Para pintarse esta línea con delineador líquido se debe empezar esta vez desde el párpado hacia la zona del lacrimal, en sentido contrario a la línea de las pestañas. Para este paso debe tenerse en cuenta el efecto que se quiere conseguir, si es unos ojos más grandes o bien, más pequeños y profundos.

 

Para obtener una mirada más amplia y destacar unos ojos pequeños, la línea deberá dibujarse con el delineador líquido hasta la mitad. También se puede utilizar un pincel para difuminarla. En cambio, si se quiere el efecto contrario, se dibujará completamente.