Cómo planear un préstamo personal para asegurar su concesión

Tener ingresos suficientes para pagar la cuota mensual y aportar todos los documentos requeridos son la clave para asegurar la obtención de un préstamo personal.

Es común que se rechace la solicitud para un préstamo personal porque el interesado no cumple con los requisitos. Para evitar que esto suceda es indispensable conocer cuáles son los criterios que utilizan las entidades financieras, así como los recaudos que deben acompañarse a la petición del crédito.

Qué es un préstamo personal y sus características

Un préstamo personal es aquel que se destina a gastos generales del solicitante, como un viaje o la adquisición de un coche, en contraposición a un crédito de empresa, por ejemplo. Se diferencia también de un préstamo hipotecario en que este último se utiliza para adquirir un inmueble sobre el cual se constituye una garantía para asegurar el pago.

 

Normalmente, el préstamo personal se concede por montos razonables, con periodos de pago menores a los de una hipoteca, desde un mes hasta diez años, aunque a una tasa de interés mayor que esta. La cuota mensual de amortización del crédito no debe ser mayor al 20% de los ingresos del solicitante, y si se tienen otros créditos, como una hipoteca, del 40%.

Cómo planificar la solicitud de un crédito

Para asegurarse la concesión de un préstamo personal debe tenerse presente esta relación ingresos-cuota mensual. Se puede utilizar un simulador de préstamos y colocar el monto de las rentas mensuales, el plazo de pago y la tasa de interés se sabrá el pago mensual y el monto máximo del préstamo que podría conceder el banco.

 

Si las rentas no son suficientes para el monto del crédito que se necesita, deberán presentarse avales, esto es, otras personas que estén dispuestas a pagar la deuda en caso de que el solicitante no lo haga, normalmente algún familiar cercano. Un aval puede incluso mejorar la tasa de interés.

 

Para un préstamo personal deberán recaudarse todos los documentos que la entidad financiera exige normalmente, como son el DNI o tarjeta de residente, las tres últimas nóminas, la última declaración de renta, así como los extractos de las cuentas bancarias y los títulos de propiedad de los bienes del solicitante que demuestren su solvencia, como un coche, por ejemplo.