Cómo preparar anguilas rellenas

Las anguilas rellenas son un manjar propio de la cocina tradicional asiática. Se requiere una perfecta elaboración de los pasos para conseguir un resultado suculento.

La anguila ha sido desde hace mucho tiempo un plato muy usado en gastronomías como la japonesa. No obstante, en zonas europeas como Alemania o España también es usual encontrar platos tradicionales con este tipo de pescado. Existen infinidad de recetas, como las anguilas rellenas una delicia apreciable por cualquier paladar.

Ingredientes necesarios

Para realizar un plato de anguilas rellenas para cinco personas será necesario comprar aproximadamente 1 kilogramo de anguilas. También se requerirá el uso de 3 huevos, 50 gramos de champiñones, 50 gramos de manteca, medio litro de vino blanco, 1 taza de pan rallado y perejil, aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.

Receta paso a paso

El primer paso para realizar las anguilas rellenas será prepararlas para ser cocinadas. Siempre es posible pedir en el sitio donde se compran que les corten la cabeza y cola y les saquen las vísceras junto con la espina central, algo que sin duda alguna ahorrará tiempo en la elaboración del plato.

 

Una vez preparado el pescado se cortarán los champiñones y las setas de cardo para pasarlos levemente por la sartén, a fuego lento con un poquito de aceite, ajo y pimienta negra. Cuando estén los suficientemente blando se les añadirá un poco de vino blanco para que cojan aún más sabor y se dejará reposar unos minutos para que el alcohol poco a poco se evapore.

 

A continuación se cogerá un recipiente en el que se añadirán los huevos, un poco de pan rallado, los champiñones y las setas de cardo y un poco de perejil. Se batirá todo salpimentándolo correctamente y así se obtendrá la mezcla con la que se rellenarán las anguilas.

 

Una vez rellenadas las piezas de pescado se cerrarán correctamente con hilo para cocinar. Será momento de introducirlas en el horno (previamente encendido para calentarlo) y se dejarán ahí, rociadas con un poco vino blanco, aproximadamente 20 minutos a una temperatura media. Después de ese tiempo el plato estará listo para ser servido en la mesa.