Cómo preparar el estreno de una obra de teatro aficionado

Preparar el estreno de una obra de forma original, en una espacio amplio y con una buena publicidad es muy importante para que esta tenga éxito y acudan el mayor número de personas posible.

El teatro para aficionados es una práctica muy extendida, sobre todo en escolares y en centros de ocio ciudadano. Estas actividades son más interesantes si finalmente se dan a conocer las obras que la compañía ha preparado, por eso es necesario preparar el estreno de una obra concreta que muestre el conocimiento y la originalidad del grupo.

Buscar un sitio para hacer la representación

Para preparar el estreno de una obra es fundamental encontrar un buen sitio para acoger al público. Se puede alquilar algún pequeño teatro pero, si la compañía no dispone de muchos recursos económicos existen organismos que ofrecen espacios gratuitamente. Otra idea es hacer la obra al aire libre, en un parque o en un escenario improvisado, de esta forma se conseguirá atraer a los transeúntes despistados.

 

Se puede empezar preguntando en los centros cívicos del barrio o en el pueblo para ver si se puede acceder a un espacio acondicionado. También es posible pedir permisos a colegios o institutos para que presten el salón de actos o incluso, si es grande el gimnasio. En este caso es importante decorar bien los espacios y habilitar asientos con sillas de plástico por ejemplo.

Publicitar el estreno de la función

Preparar el estreno de una obra incluye saber hacer una publicidad exitosa de la misma. Es importante empezar imprimiendo algunos carteles y colgándolos en los paneles de libre expresión de los centros culturales de la ciudad. Se puede también poner un pequeño anuncio en el periódico local.

 

Otra idea publicitaria es el contacto humano. Un día los actores pueden salir con sus respectivos trajes a la calle y hacer una pequeña interpretación en la que anuncien el estreno de su obra. Por supuesto también hay que fomentar el " boca a boca ", diciendo a los miembros de la compañía de teatro que hablen con sus compañeros de estudios o de trabajo acerca de la obra que van a estrenar.

Pequeñas representaciones antes de la función

Una buena idea para preparar el estreno de una obra es realizar pequeñas representaciones antes de la obra principal para interesar al público. Se puede comenzar una hora antes en la puerta del lugar de la representación, para que la gente que pase por allí quiera entrar a ver la obra. Es importante que estas representaciones sean muy dinámicas y favorezcan que el público pueda interactuar. Por eso es importante que en la obra se deje un espacio a la improvisación de los actores.