Cómo preparar higado encebollado

Una receta tradicional y sabrosa con un aporte vitamínico muy recomendado por todos los nutricionistas en caso de anemia o baja ferritina. Preparar hígado encebollado es, además, fácil y rápido.

El consumo de vísceras rojas tales como el hígado es recomendable de forma puntual por su gran aporte de vitamínico, y existen muchísimas formas de cocinarlas. Preparar hígado encebollado puede ser una opción fácil, asequible, y una forma de variar nuestro menú semanal con un aporte extra de vitamínas y proteínas buenas para toda la familia.

Ingredientes para preparar hígado encebollado

  • 1/2 kilo de hígado de ternera, una cebolla grande, una hoja de laurel, 1/2 vaso de vino blanco o jerez, cuatro cucharadas de aceite, 1/2 cucharadita de café de pimentón dulce, pimienta negra molida, sal.

 

Preparación

  • Para preparar el hígado encebollado primero limpiamos bien el hígado de telitas y venas. Esto es muy importante ya que el hígado es una de las vísceras que más tóxinas puede acumlular, de modo que es indispensable limpiarlo bien y luego pasarlo por agua. Una vez hecho esto lo cortamos en trozos pequeños (tipo tajada), salpimentamos y reservamos.

 

  • En una sarten pochamos la cebolla cortada fina con el aceite y el laurel hasta que esté transparente. Añadimos el hígado, sal, y rehogamos durante unos diez minutos a fuego medio hasta que el hígado esté dorado. Debe quedar un poco tostadito ya que luego se cocerá un poco con el vino.

 

  • Añadimos el vino o el jerez, la cucharadita de pimentón y dejamos cocinar hasta que el alcohol se evapore. Para preparar hígado encebollado puede usarse tanto vino como jerez pero es importante recordar que el jerez le dará un sabor más fuerte en caso de usarlo. También podemos sustituir el pimentón por una yema de huevo duro en caso de que no nos guste el sabor del pimentón.

 

  • Debe servirse recién hecho y caliente, ya que si lo dejamos reposar demasiado tiempo el hígado puede endurecerse un poco. Podemos acompañarlo con una ensalada verde e incluso servirlo como plato único acompañado de un sencillo puré de patatas.

 

  • Esta receta para preparar hígado encebollado es rápida, sencilla, económica y sabrosa tanto para los amantes de este plato tradicional como para aquellos que aún no lo han probado.