Cómo preparar lasaña de berenjenas

Una de las maneras más conocidas para preparar una exquisita lasaña de berenjenas es siguiendo una receta típica de la gastronomía del sur de Italia, berenjenas a la Parmesana.

Las berenjenas a la Parmesana son un plato italiano que consiste en elaborar una especie de lasaña en la que se alternan capas de láminas de berenjena con capas de una salsa de tomate casera. Su origen no está del todo claro, pues algunos creen que su nombre se debe a que procede de la región de Parma y, otros, opinan que deriva de la palabra “parmiciana”, las típicas persianas de láminas de madera que se ponen en las ventanas italianas y que recuerdan a las capas superpuestas de esta receta.

Ingredientes (para cuatro personas)

Para elaborar esta deliciosa lasaña necesitaremos tres berenjenas, una zanahoria, un tallo de apio, una cebolla, medio kilo de tomate triturado, 50 gramos de alcaparras, 100 gramos de queso parmesano, 200 gramos de mozzarella rallada, media copa de vino blanco, una hoja de laurel, orégano, aceite de oliva, pimienta y sal.

Elaboración del plato

El primer paso para preparar nuestra lasaña de berenjenas consiste en lavar, pelar y cortar en cuadraditos pequeños la zanahoria y la cebolla. Seguidamente, trocearemos finamente el tallo de apio, pondremos a calentar en una cazuela alta dos cucharadas de aceite y la hoja de laurel, y agregaremos las hortalizas picadas, salteándolas durante unos minutos. Entonces, verteremos el vino, lo dejaremos reducir, salpimentaremos, añadiremos el tomate triturado y lo coceremos todo a fuego lento durante media hora, removiendo de vez en cuando. 

A continuación, cortaremos las berenjenas en láminas longitudinales de medio centímetro de grosor, las pondremos en una bandeja, las salaremos y las asaremos en el horno, precalentado a 180 grados, cinco minutos por cada lado. Pasado este tiempo, procederemos a montar la lasaña.

 

Para ello, cubriremos el fondo de un molde cuadrado con unas láminas de berenjena, pondremos un poco de sala de tomate, espolvorearemos con mozzarella rallada y alcaparras, y volveremos a agregar más láminas de berenjena, repitiendo la operación hasta acabar ésta hortaliza.

 

Para finalizar, cubriremos con la salsa de tomate restante, el parmesano rallado y una pizca de orégano, y hornearemos el conjunto a 180 grados durante veinticinco minutos, dejándolo reposar un poco antes de servirlo.