Cómo preparar San Jacobos caseros

Los San Jacobos componen uno de los platos de la gastronomía española con más encanto para conquistar los exigentes paladares de los niños y que harán las delicias de los adultos.

Los San Jacobos o Cordon Bleu, como se denominan en Francia, son unas delicias de pollo, queso y jamón york de fácil preparación y que gustan, especialmente, a los niños por su sabor intenso y dulce. Aunque es un plato bastante calórico con sus más de 500 calorías, se puede cocinar de manera que no llegue ni siquiera a la mitad.

Una alternativa ovolactovegetariana

Los San Jacobos se preparan empanando un filete de pollo, una rodaja de jamón york y otra de queso en huevo batido y pan rallado. A continuación, se echan en la sartén con bastante aceite. Después de lo cual, simplemente se deberán servir y degustar. Para una cena de cuatro personas será suficiente con cuatro filetes, ocho rodajas de queso y cuatro de jamón york.

 

 

Asimismo, una alternativa que se pondrá, de seguro, muy de moda entre todos aquellos que hayan optado por dejar de comer productos cárnicos son los San Jacobos de champiñones y espinacas. Estos se ligarán, primero con un huevo batido, se freirán a parte y, una vez hechos, se pasarán por el pan rallado tras lo cual se echarán de nuevo a la sartén unos pocos minutos.

 

Ideas originales para hacer un plato único

Los San Jacobos son alimentos que ofrecen, como casi todo lo empanado, una variedad de opciones muy amplia como la de la sustituir sus ingredientes típicos por otros menos habituales como podrían ser el jamón serrano, la carne de cerdo o de vacuno así como una amplia variedad de verduras e, incluso, para los más atrevidos y experimentados en la cocina creativa, las frutas.

 

 

Casi todo es cuestión de gustos pero un nexo gastronómico que une a niños y adultos es la bechamel que, se añada en el plato que se ponga, siempre es bienvenida. Se puede, por tanto, darle un toque muy especial a los San Jacobos gracias a esto. Asimismo, incluir especias en la carne que vaya en su interior le dará un toque muy exótico.