Cómo preparar un Interraíl: consejos para un viaje inolvidable

Para preparar un Interraíl hay que planificar los itinerarios, donde dormir, estudiar las ciudades que se visitarán y tener muchas ganas de aprender y disfrutar a un precio muy económico.

Interraíl es un billete de tren que sirve para viajar por toda Europa a un precio muy económico orientado a los jóvenes, permitiendo el libre uso sin limitación de todos los trenes validados por el billete y con libertad absoluta para escoger itinerario. Preparar un Interraíl antes de emprenderlo es fundamental para que el viaje se convierta en un recuerdo imborrable.

El billete de Interraíl
Para preparar un Interraíl primero hay que conocer los requisitos para poder comprar este billete. Lo pueden usar todos los nacidos en cualquier estado perteneciente a la Unión Europea o a estados que han suscrito un acuerdo con la red de ferrocarriles europea como Rusia, Gibraltar, Moldavia o Mónaco entre otros. Así mismo, tienen derecho a adquirir un billete de Interraíl aquellos que demuestren haber residido en alguno de los países adheridos durante un tiempo superior a seis meses.

 

Los pases globales permiten billetes de 22 días y de un mes, mientras que los pases flexibles ofrecen días de viaje alternos de cinco días o de diez días para 22 días de viaje totales. Existen billetes para un único país, son los pases locales, que permiten pasar de tres días a ocho en el tren en un viaje de un mes. Al preparar un Interraíl se debe tener muy en cuenta el presupuesto del que se dispone, pues los pases globales van desde 309 euros para 22 días (joven en segunda clase) hasta 809 en un mes (adulto en primera clase) mientras que los pases locales suelen costar alrededor de 100 euros.

Planificación
Al preparar un Interraíl se debe planificar un itinerario base con la ayuda de un mapa, e ir organizando cada etapa del viaje, las ciudades que se visitarán, los países que se recorrerán y los enlaces de los distintos trenes. En RENFE y en Internet se pueden encontrar los horarios de los distintos trenes de Europa. Es importante contar con posibles retrasos de trenes, por lo que no se deben hacer intercambios con el tiempo muy justo.

 

Así mismo se debe calcular un presupuesto para comida, bebida y gastos diversos. Pero sobre todo, al preparar un Interraíl se debe calcular el gasto para los albergues, hospedajes muy económicos distribuidos por toda la geografía europea. Además de su precio, otra ventaja a tener muy en cuenta es que los albergues suelen estar situados en los centros urbanos, lo que les permite estar muy bien comunicados. Además, muchos de ellos disponen de servicio de comidas, por no olvidar del ambiente juvenil de este tipo de establecimientos hoteleros.