Cómo preparar un kit de supervivencia para ir de acampada

Agua, alimento y calor son esenciales para garantizar la vida cuando se está desorientado o atrapado. Por ello, al preparar un kit de supervivencia se debe tener cuidado de llevar las herramientas correctas.

Con el fin de prevenir situaciones peligrosas, cuando se decide ir a acampar es imprescindible llevar consigo un kit de supervivencia, útil para advertir a posibles rescatadores y necesario para mantenerse con vida. Los preparativos no son muchos y, sin embargo, pueden ser la diferencia entre volver o no a casa.

Poder ser localizado

Si bien a la hora de armar un equipaje adecuado para ir de campamento este va a depender del lugar que se visite y sus condiciones climáticas, geográficas y demás, hay elementos imprescindibles que no se deben dejar fuera de un kit de supervivencia, sea cual fuere el destino. Lo básico son herramientas para que en caso de estar perdido y requerir ayuda, pueda ser localizado.

 

Para ello, además del teléfono celular conviene llevar siempre baterías y cargadores de emergencias, cintas fosforescentes que se vean en la oscuridad, ideales para escribir palabras de auxilio, materiales para provocar humo grueso, como la paja húmeda, que pueda ser visible desde lejos.

Herramientas para sobrevivir

Mientras llega la ayuda, es necesario hacer todo lo que esté al alcance para sobrevivir. Para ello, se requiere portar en su kit de supervivencia instrumentos que lo ayuden a pasar el mal trance en cuanto a alimentación, abrigo y techo. Portar un encendedor es necesario para hacer un fuego, el cual es útil para calentar el cuerpo, hervir agua, cocinar algo y, al mismo tiempo, provocar humo que ayude a la localización.

 

Una cuerda gruesa es imprescindible para escalar, armar un refugio, acarrear materiales y más, así como llevar un cuchillo y una pequeña sierra manual para cortar la leña. Dentro del kit de supervivencia no se debe olvidar llevar un botiquín de primeros auxilios para tratar raspaduras, heridas y picaduras de insectos, así como un poco de azúcar y sal para evitar deshidrataciones en casos de diarrea.

 

Finalmente, conviene tener una buena carpa impermeable, una bolsa de dormir, cantimploras para el agua, una brújula y mapas del lugar en caso de perder la orientación, repelentes y sombreros para evitar insolaciones. Y, sobre todo, mantener una buena actitud mental.