Cómo prepararte para el primer beso

Para intentar el primer beso se debe actuar con normalidad, ser paciente, conseguir relajarse y, sobre todo, reconocer el momento ideal para dar el paso.

Animarse a dar el primer beso puede considerarse un gran reto pues se trata de un paso importante en el que se mezclan las altas expectativas generadas. Es importante intentar olvidarse de esa presión, relajarse y disfrutar del momento; ya que, no hay que olvidar, que es una ocasión única e irrepetible.

Instrucciones esenciales
Inicialmente se debe tener en cuenta que el besar a alguien implica demostrar todo tu afecto, por esto se recomienda experimentar el primer beso con una persona muy especial y que realmente te interese. Jamás beses a una persona tan solo para decir que ya has besado.

 

Es importante tener paciencia y saber encontrar el momento adecuado. Si el beso no se logra en la primera cita posiblemente será en la segunda o en la tercera, lo importante es ganarse la confianza de la pareja con pequeños detalles como hacerla reír, regalarle algunas miradas y hasta tomarla de la mano, lo primordial es esperar el momento perfecto y no precipitarse.

 

Siempre se debe tener presente que un beso no necesariamente tiene que ser largo, con algo sencillo y espontáneo bastará. Además es típico de una persona mostrar su ansiedad por dar su primer beso, pero esto demostrará una obsesión más que evidente. Es mejor comportarse normal y actuar como si el tema no fuera tan importante.

 

Cuando te sientas preparado y te decidas a dar el primer beso, aproxímate lentamente a su cara con una mirada siempre fija, esto permitirá suavizar el momento creando un ambiente agradable. A medida que te acerques a sus labios ve cerrando tus ojos, pues dar un beso con los ojos abiertos no es nada atractivo.

 

Si aún no te sientes preparado y repentinamente te roban el primer beso, es importante que te dejes llevar y que lo disfrutes, pues es mejor que se dé como consecuencia del momento, ya que esa es una de las claves para descubrir un verdadero beso.

 

La despedida es un instante muy especial y sin lugar a dudas es la forma más fácil y cómoda de dar el paso, pues es cuando usualmente se espera el primer beso. Cuando suceda no olvides inclinar tu cabeza levemente para evitar el incómodo encuentro de narices y evitar así que el ambiente se tense repentinamente.

Consejos siempre útiles
La mayoría de las personas prefieren un beso con los labios humedecidos, además un aliento fresco nunca debe faltar, pues esto ayudará a disfrutar más el beso. Intenta besar con delicadeza y despacio, relájate y nunca dejes tus brazos colgando, utilízalos y rosa tus manos con su cara, juega con su cabello o abraza a tu pareja demostrándole así tu amor.