Cómo presentar un libro a una editorial para que sea publicado

Calidad en el trabajo, creatividad, talento y una previa selección de editoriales son algunos requisitos para presentar un libro en una editorial y que este sea tomado en cuenta.

Adentrarse en el mundo editorial puede convertirse en una ardua tarea para los escritores noveles. Concretar cita y que la gente del medio lea y crea en el libro requiere de profesionalidad, seriedad, voluntad y perseverancia. Diariamente, las editoriales reciben una gran cantidad de originales que terminan muy lejos de los estantes de las librerías. Pero afortunadamente existen guías que ayudan a presentar un libro en las editoriales.

Exigencias editoriales

El primer paso antes de presentar un material es conocer las editoriales a las que se les va a presentar un libro y que este coincida con el género de los libros que trabajan. Por otro lado, las exigencias de las editoriales son muy altas en comparación a revistas y artículos que se publican online. Por ello, si se pretende publicar un libro se debe prestar especial atención a la redacción del material.

 

La paciencia es otro de los requisitos que se debe tener. Una vez presentado un libro, el tiempo de respuesta es muy lento porque se están evaluando muchos más proyectos de otros autores que buscan ser publicados. Cabe resaltar que todas las editoriales trabajan de manera diferente, pero muchas no aceptan el original, sino directamente un proyecto que especifique la temática del libro. Si están interesados, contactarán con el autor.

Formas de presentación

Lo principal a la hora de querer presentar un libro es que el contenido esté bien redactado y sea interesante, original y creativo. Los títulos y capítulos deben estar escritos con letra más grande que el resto del material, en negrita y mayúscula. El contenido debe ser discreto, en negro, se deben eliminar las ideas de poner letras de colores y decorados fuera de lugar.

 

Los formatos para presentar un libro deben ser pdf o doc para asegurarse que el documento pueda ser leído sin grandes inconvenientes. Aparte de la selección de editoriales y averiguar sus requisitos de presentación, hay que registrar la propiedad intelectual del material para mayor tranquilidad. Por último, si bien la mayoría de las editoriales acepta los envíos de manera electrónica, el texto debe estar acompañado de una carta, un breve currículum y los datos de contacto.