Cómo prevenir la caída del cabello

Son muchos los factores que provocan la caída del cabello aunque, para prevenirlo, conviene seguir una dieta equilibrada, no abusar de productos abrasivos y tener una buena higiene capilar.

La caída del cabello, también denominada alopecia, es una preocupación común en la mayoría de los hombres, que afecta en menor medida a las mujeres, y que puede desembocar en una calvicie total. Uno de los indicios que revelan el principio de este problema, es notar grandes cantidades de cabello caído en los cepillos y peines, al ducharse o en la ropa, teniendo en cuenta que se considera normal perder entre cincuenta y cien cabellos al día.

Causas de la caída del cabello
Son muchos los factores que provocan la caída del cabello, aunque uno de los más frecuentes en los hombres viene originado por un trastorno genético de origen hormonal que es hereditario. Este tipo de alopecia se conoce como alopecia androgenética o androgénica.

 

Otros desencadenantes de este problema pueden ser la menopausia o el embarazo, en el caso de las muejres, así como sufrir estrés, anemia, enfermedades inmunológicas, hipotiroidismo o enfermedades dermatológicas, como la tiña.

 

También, la pérdida del cabello puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos o venir causada por una nutrición deficiente, sobre todo si hay una carencia elevada de vitaminas y minerales como el zinc.

Prevenir la caída del cabello
Para lucir una cabellera magnífica y prevenir la caída del cabello es importante tener un cuero cabelludo sano. Para ello, se debe tener una buena higiene y lavar el cabello habitualmente, masajeándolo con las yemas de los dedos, con un champú suave y, a poder ser, hecho a base de componentes naturales.

 

También es de vital importancia incluir en nuestra dieta alimentos ricos en zinc, como el apio, los espárragos o los higos; y productos que contengan cobre, otro mineral indispensable para tener un cabello fuerte, como la soja, las nueces o las avellanas. La levadura de cerveza y la avena son alimentos que también fortalecen el cabello, así como el atún, el salmón y otros pescados azules que, además, ayudan a darle brillo y elasticidad.

 

Por el contrario, se debería evitar fumar, ya que el tabaco reseca la piel y debilita el cabello, no abusar de secadores y tenacillas, ni usar frecuentemente tintes y decolorantes. Recogerse el pelo habitualmente y una exposición prolongada al sol, al agua del mar o al cloro de las piscinas son también hábitos que inducen a un debilitamiento del pelo.

 

Un remedio natural contra la caída del cabello consiste en frotar el cuero cabelludo con pulpa de aloe vera una vez al día, dejando que se seque en la cabeza para, luego, aclarar con abundante agua fría.