Cómo prevenir la mononucleosis infecciosa

La mononucleosis produce fiebre y faringitis, entre otras complicaciones aunque para prevenirla sólo existan las opciones propias para prevenir el contagio de un virus

Aunque se la conozca coloquialmente con un nombre, en apariencia tan poco dañino, como es la enfermedad del beso, la realidad es que la mononucleosis es una enfermedad vírica, que si bien no acarrea consecuencias graves a largo plazo, si que puede resultar molesta durante las casi cuatro semanas que suele tener de duración.

La prevención de la enfermedad del beso

Esta es una enfermedad que se contagia, principalmente, por la saliva siendo muy común entre los niños, debido a un sistema inmunitario más débil que el de los adultos, y los adolescentes, por su mayor intercambio de enseres y utensilios como vasos, botellas o cucharas. Su nombre lo recibe de que se puede contraer también a partir de los besos que, normalmente, empiezan a experimentarse en la pubertad.

Para evitar el contagio de la misma, las prescripciones son las genéricas respecto a la adquisición de cualquier virus. Al ser la mononucleosis una enfermedad contagiosa, se deben tomar las medidas adecuadas de higiene y, en caso de saberse portador del virus, reducir al mínimo los riesgos no bebiendo de los vasos de otros y siguiendo una serie de medidas cautelares.

Síntomas y tratamiento casero

Aunque no suele aparecer en el momento de contraer el virus, se pueden presentar en forma de un dolor agudo en la garganta o faringitis asi como una inflamación de los ganglios. Sin embargo, el síntoma determinante para saber que se ha contraído mononucleosis suele darse por una fiebre considerable que suele ser, en un principio, confundida con el aumento de la temperatura propio de un resfriado común o la gripe.

Esta enfermedad tiene el punto positivo de que rara vez se complica y suele eliminarse si se hacen de dos a tres semanas de reposo absoluto. Asimismo, beber mucho líquido es otra de las recomendaciones que se hace a los enfermos de mononucleosis unido a un tratamiento medicamentoso blando recurriendo a fármacos de uso libre como son el paracetamol o el ibuprofeno.