Cómo realizar el saque en un partido de tenis

Al igual que en la mayoría de los deportes, en el tenis la colocación y la coordinación de movimientos, sumados a la práctica, son claves para realizar el saque con éxito.

Uno de los aspectos más difíciles del tenis es el servicio, que puede convertirse en una pesadilla para los jugadores novatos. Por ello, existen consejos básicos para realizar el saque adecuadamente, siempre que se sigan con regularidad.

Conocer las reglas básicas

Al realizar el saque, la bola debe pasar sobre la malla, sin rozarle, y caer, al primer pique, sobre el cuadro interior del lado donde esté ubicado el que recibe. El sacador, a su vez, debe colocarse en el lado contrario, fuera de los límites de la cancha, es decir, detrás de la línea frontal, pero sin salirse de la prolongación imaginaria de las líneas de los lados.

 

Si al realizar el saque entra en la cancha o incluso toca con el pie la línea blanca exterior, será cantada falta. Todo juego se inicia con el saque hacia el cuadro interior derecho. Después de jugado cada punto, el siguiente saque debe hacerse al cuadro contrario.

 

Como se requiere precisión, quien esté iniciándose en este deporte, antes de empezar a practicar cómo realizar el saque con la raqueta, debe primero hacer varias rondas tirando la pelota con la mano de servir para colocarla dentro del cuadro y así acostumbrarse a la rotación adecuada.

La dinámica del servicio

Realizar el saque correctamente requiere coordinar los movimientos. Debe comenzarse colocando el cuerpo de frente a la cancha, con los pies abiertos a la anchura de los hombros y las dos manos adelante.

 

Luego ambas manos van hacia atrás al mismo ritmo, se lanza la pelota hacia arriba y se hace un movimiento giratorio hacia atrás con la raqueta. Cuando la bola ha dejado de subir, se golpea con la raqueta hacia adelante, tratando de pasar la pelota hacia el campo contrario.

 

La forma de lanzar la bola constituye lo más importante al realizar el saque. Si se lanza muy adelante del cuerpo lo más probable es que la pelota impacte la red, y si se tira muy atrás, que esta pique fuera del cuadro interior del contrario.

 

Debe tratarse de lanzar la bola siempre al mismo sitio y con la misma altura, de lo contrario nunca se podrá tener control sobre el saque, corriéndose el riesgo de cometer muchas dobles faltas y perder así el partido. Cuando se esté más avanzado en la técnica, puede probarse a dar efecto a la bola, girando un poco la muñeca al impactar la pelota con la raqueta.