Cómo realizar un portal de Belén original

Para dar un toque distinto estas navidades al hogar, que mejor que fabricar un portal de belén original de diferentes maneras con ayuda de los más pequeños de la casa

Muchas son las alternativas para fabricar un portal de Belén original en casa sin necesidad de gastos extraordinarios y con la satisfacción que supone el haberlo realizado uno mismo junto con la felicidad que otorgará a los niños que sin duda, serán parte importante en la elaboración de éstos portales navideños.

Un portal de Belén original y distinto

Los materiales necesarios para este nacimiento son siete cáscaras de huevos medianos, una de codorniz, trozos de tela, lana, rotuladores, dos cartulinas, una caja de zapatos y algo de musgo. Para empezar con este portal de Belén original lo primero es vaciar los huevos con una aguja para sacarles el interior. Luego se barnizan con una mezcla de agua y cola para reforzarlos. Una vez secos se pega la lana elegida que hará las veces de cabello y se dibuja la cara con un rotulador.

 

En una cartulina se dibujan tres triángulos, uno de ellos algo más grande para el cuerpo y se hacen conos con ellos. Se forran con la tela y ya tenemos preparado el primer personaje del portal de Belén. Con el niño Jesús se sigue el mismo procedimiento pero utilizando el huevo de codorniz. Para el pesebre se utiliza la caja de zapatos donde el musgo hará las veces de la cuna del niño.

Más ideas para un portal de Belén original

En esta ocasión se necesitará un trozo de madera de un centímetro de grosor, una serreta, lija, pinturas, purpurina, pegamento, esparadrapo, cartón, tijeras, lápiz, regla y compás. Sobre el cartón se dibuja un cuadrado de diez centímetros y una línea que lo cruce verticalmente. Con el compás se dibuja una media circunferencia utilizando como centro el punto donde se han juntado las líneas. Se recorta la silueta resultante y se dibuja sobre la madera para conseguir la base de este portal de Belén original. Después se recorta el cartón por la línea central para formar las puertas del portal y con la ayuda de la serreta se recortan todas las partes y se lijan.

 

En esta parte es cuando los niños pueden ponerse manos a la obra para pintar las figuras del portal con colores vistosos y purpurina. Una vez todo seco se pegan las puertas a la aparte central con esparadrapo y por último se puede dar una mano de barniz para que quede brillante.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros