Cómo recalcular la cuota de la hipoteca

Puedes adelantarte a tu banco o caja de ahorro y recalcular la cuota de tu hipoteca para saber cuál será el próximo recibo que te aplicarán después de la revisión.

La revisión de la hipoteca es un tema que ha cobrado mucha importancia en los últimos años debido a la crisis que está afectando especialmente a las economías familiares. Si los tipos de interés bajan, al recalcular la cuota nos vamos a poder ahorrar un dinero importante. En caso contrario siempre nos queda la posibilidad de subrogarla a otra entidad.

Cuándo se realiza la revisión

Para conocer en qué mes se realiza la revisión, tenemos que acudir a la escritura. Ahí deben de estar reflejadas de una manera clara todas las condiciones de la hipoteca. Además, la revisión puede ser a los seis meses o al año. Cuando es semestral estaremos más expuestos a los cambios en el tipo de interés.

El índice de referencia que se suele tomar a la hora de recalcular la cuota es el Euribor. Este es comunicado por el Banco de España el día 20 de cada mes, pero no entra en vigor hasta que se publica en el BOE antes del día 5 del mes siguiente. El valor del Euribor que se aplica va a ser la media mensual correspondiente a un mes anterior a la fecha de revisión.

Cómo recalcular la cuota mensual

El método más utilizado para el cálculo de préstamos hipotecarios es el sistema francés. Con este sistema los intereses se van a pagar prácticamente en las primeras cuotas, mientras que las últimas van a corresponder a la amortización. También hay que tener en cuenta que la cuota mensual va a ser constante a lo largo de la hipoteca.

 

En ocasiones, el banco al recalcular la cuota nos aplica un redondeo del tipo de interés al alza, normalmente a cuartos u octavos de punto. Esto debe ir especificado en el contrato hipotecario. Si el redondeo es superior a 0,125% se considera una práctica abusiva, que va en contra de la buena fe y en perjuicio del cliente y por tanto tendremos derecho a reclamar.