Cómo rechazar una entrevista de trabajo de forma educada

Es adecuado rechazar una entrevista de trabajo de forma cortés, para así dejar abierta la posibilidad de pedir empleo en el futuro en la empresa rehusada.

Por motivos de horario, de sueldo insuficiente o por haber surgido otro puesto de trabajo en otra empresa que consideramos más adecuada a nuestras necesidades, se ha de rechazar una entrevista de trabajo. Sin embargo, es conveniente hacerlo con educación, para así no ganarse enemistades de forma innecesaria.

Por teléfono

La respuesta telefónica suele ser el medio más usado por las empresas para concertar entrevistas de trabajo. En la llamada fijan con el candidato la fecha y la hora para la entrevista. Si no nos interesa el puesto ofertado, es conveniente indicarlo, pues a veces la empresa dispone de otros puestos lde trabajo que nos podrían interesar más en el momento actual o en un futuro.

Por ejemplo, si se es informático y nos llaman para realizar una entrevista de trabajo para teleoperador, lo adecuado para rechazar una entrevista de trabajo es informar de que no se está interesado en el puesto ofertado, pero que si se está disponible para un puesto en la especialidad en la que se está especializado, pues pudiera ser que algunos meses después la empresa requiera un informático.

Por correo

Por este medio llegan especialmente las ofertas provenientes de los servicios públicos de empleo estatal. Aunque no responder a la carta suele ser suficiente para rechazar una entrevista de trabajo, no es lo más adecuado, ya que es más conveniente contactar con la empresa y explicar porque el puesto ofertado no se adecúa a lo que se está buscando.

 

Cuándo se percibe una prestación por desempleo o subsidio, es conveniente que la empresa entienda de forma clara porque no se es el candidato idóneo para el empleo, explicando de forma breve y educada las causas para rechazar una entrevista de trabajo con ellos. Utilizaremos siempre motivos racionales como es no tener la titulación requerida u otro requisito imprescindible para el puesto.

 

Aunque la propuesta para la entrevista de trabajo llegue mediante correo postal, no es adecuado responder por esa vía, pues la respuesta podría llegar una vez cerrado el periodo de selección. Es conveniente responder mediante llamada telefónica a la persona responsable cuyo nombre y teléfono de contacto vendrá indicado en el escrito.

 

La finalidad de explicar las causas de rechazar una entrevista de trabajo es doble. Por un lado podemos conseguir que se coloque nuestra candidatura en el lugar adecuado conforme al trabajo que se busca, pudiéndose incluso renegociar las condiciones del contrato, como horarios o sueldo. En segundo lugar, damos a entender a esta empresa que somos gente profesional y diligente con la que podrían estar interesados en trabajar en un futuro.