Cómo reciclar electrodomésticos viejos

Es necesario concienciar a todos los ciudadanos y empresas a que es necesario reciclar electrodomésticos viejos llevándolos a los Puntos Verdes y Ecoparques.

Muchos de los electrodomésticos que resultan inservibles en el hogar acaban en los vertederos de basura, lo que provoca un grave problema en el equilibrio del medio ambiente. El hecho de reciclar electrodomésticos viejos supone un gran ahorro en energía, agua y recursos naturales, ya que muchos de sus materiales se pueden volver a utilizar para fabricar otros aparatos.

La Normativa Europea

En el año 2003 la Normativa Europea creaba una serie de objetivos a cumplir sobre el Reciclaje de Aparatos Eléctricos y Electrónicos. Se pretendía con ello que los países miembros concienciaran a todos los ciudadanos sobre la importancia del reciclado de estos aparatos.

 

Por no reciclar electrodomésticos adecuadamente en la actualidad, el 85 por ciento de estos aparatos domésticos finalizan su vida en los vertederos de basura provocando un grave peligro para el medio ambiente y la salud humana. Es necesario recordar que muchos de ellos están fabricados con sustancias muy tóxicas.

 

Los vendedores de electrodomésticos están obligados a recoger los aparatos usados en los domicilios cuando se realiza la compra de uno nuevo. También deben recoger en la propias tiendas los pequeños electrodomésticos. Luego deben preocuparse de llevarlos a una planta de reciclaje.

Un grave problema

Según investigaciones realizadas en España solo se recicla entre un 15 y un 20 por ciento de los electrodomésticos. Sin embargo, todos los ciudadanos que compran un electrodoméstico nuevo pagan ya en su importe una tasa de reciclaje.

 

La recaudación anual de este impuesto supone un importe de 300 millones de euros. Por lo tanto, la responsabilidad de reciclar electrodomésticos se halla en los fabricantes que cobran esta tasa de 20 euros en un frigorífico o de 5 euros en un pequeño electrodoméstico.

 

El problema comienza cuando los fabricantes que cobran este impuesto por reciclar electrodomésticos no se encargan de llevarlos a los Puntos Verdes. Los Ecoparques declaran que a sus empresas no llegan todos los electrodomésticos que debieran. Entonces, ¿dónde van a parar los electrodomésticos usados?

 

Las chatarrerías, solares y desguaces son los culpables de estas desapariciones. Aquí llegan estos aparatos con la intención de manipularse, desguazar y volver a revender parte de su material.

 

Las administraciones también deben poner más interés en el hecho de reciclar electrodomésticos. Tienen su parte de culpa en todo esto ya que muchos Ecoparques y Puntos Verdes no están bien señalizados, no cumplen con los horarios, no tienen accesos adecuados o no tienen información de los horarios de apertura. Evidentemente, los grandes perjudicados de todas estas acciones son el medio ambiente y por consiguiente, el ser humano.