Cómo recuperar la figura después del embarazo

Para recuperar la figura luego del embarazo es necesario el uso de fajas y someterse a sesiones de masajes y ejercicios, además de alimentarse saludablemente.

Una de las cosas que más atormentan a las mujeres durante la lactancia es el hecho de poder recuperar la figura que se tenía antes del embarazo. Como primera medida es muy importante saber que los tres primeros meses son el momento perfecto para poder lograrlo mediante rutinas de ejercicio y alimentación, que son fundamentales para evitar que la figura se altere tan drásticamente. Además, es primordial tener una actitud positiva para poder tener la voluntad de hacerlo.

Pasos para recuperar la figura

  • Como primer punto, siempre se pueden lograr resultados más efectivos para recuperar la figura cuando el cuidado comienza desde el momento en que la mujer se entera de su estado de embarazo, es decir, que no se debe tener sobrepeso en este punto. Es de vital importancia durante todo el periodo de embarazo no permanecer quieta, sino que se debe caminar, hacer yoga o aeróbicos e inclusive pesas, lógicamente todo dirigido por un profesional en actividades de mujeres gestantes.
  • Hay que recordar que el peso normal a subir cada mes de gestación es de un kilo solamente, así que hay que evitar los dulces y galguerías que se deben reemplazar por frutas y lácteos. Una vez que ya se tenga al bebe no hay nada mejor que lactar para recuperar la figura, ya que con esto se logra un alto gasto calórico que será muy evidente en la pérdida de peso semana tras semana mientras se alimenta al bebe.

Recomendaciones adicionales

  • Lo más adecuado es hacer ejercicios para recuperar la figura. Los más aconsejados son flexionar los tobillos, girar el cuerpo de un lado a otro, agitar los pies o hacer flexiones suaves en posición acostada contrayendo ligeramente el abdomen. A medida que va pasando el tiempo estas actividades pueden ser más intensas, aproximadamente a las cuatro semanas del parto. La actitud es fundamental, así que hay que tener mucha paciencia y constancia, ya que generalmente los resultados se ven a largo plazo.
  • En cuanto a la alimentación, hay que tomar mucha agua y comer abundantes frutas y verduras, evitando principalmente las harinas, las grasas y los dulces. Se recomienda utilizar fajas sobre medidas para fijar y acomodar nuevamente la piel. Otros métodos muy efectivos son los quirúrgicos, aunque son costosos resultan muy buenos para retirar toda la grasa.