Cómo redactar una demanda por despido improcedente

Cuando un trabajador es despedido de su puesto pero las razones alegadas por el empresario no son válidas, se ha de redactar una demanda para presentarla ante el juez.

En un despido procedente el contrato resulta rescindido y el trabajador se queda sin empleo, y sin derecho a percibir prestación por desempleo ni indemnización por cese laboral, mientras que si se logra demostrar que es improcedente, la empresa ha de optar entre rescindir el contrato indemnizando al trabajador o readmitirlo.

A quién se debe dirigir
El escrito debe estar dirigido al juzgado de lo social, lo cual se indica en la cabecera del texto al redactar una demanda. Lo más usual es que en la primera línea se sitúe, en letras mayúsculas y párrafo centrado, un rótulo similar al siguiente: Al juzgado de lo social de (localidad dónde desempeñe la actividad la empresa) que por turno corresponda.

Datos personales e introducción
Al redactar una demanda se deben incluir los datos personales del demandante al principio de la misma, así como el comienzo de la reclamación. Un ejemplo ilustrativo: 

Don/doña XXX, con DNI YYYYYYY, mayor de edad, casado y con domicilio en (dirección completa, incluyendo el código postal), comparece y, EXPONE: 

Que mediante el presente escrito formula demanda EN RECLAMACIÓN POR DESPIDO, contra la empresa XXX domiciliada en (dirección completa de la dirección de la empresa), en base a los siguientes hechos.

Narración de los hechos acontecidos

  • Al redactar la demanda se deben narrar los hechos acaecidos, así como la justificación dada por el empresario para despedir al trabajador, seguida de la argumentación de por qué considera el demandante que el despido es improcedente. Usualmente el despido es improcedente cuándo el empresario no tiene pruebas que apoyen la causa alegada para el despido, o no se cumplen los requisitos.

Peticiones al juez

  • Al redactar una demanda, se han de explicar con claridad y brevedad los hechos acontenidos, así como las causas empleadas por el empresario para rescindir de manera procedente el contrato, y la exposición de motivos por los que el trabajador alega que en realidad el despido es improcedente. Finalmente, es indispensable indicar qué solicita el demandante.
  • Normalmente al redactar una demandase solicita al juez que el empresario readmita al trabajador u opte por pagarle una indemnización de 45 días por año de servicio, que es la cantidad estipulada en el articulo 56 del Estatuto de los Trabajadores español.
  • Es preciso especificar por escrito al juez que si el empresario no se presentara a juicio, se considere como que acepta que el despido es improcedente. Al final se coloca la fecha, y la firma del solicitante.