Cómo reducir el porcentaje de grasa sin perder músculo

Cuando llega el verano, tanto hombres como mujeres buscamos vernos bien y nos preocupamos por hacer dietas y ejercicio para reducir el porcentaje de grasa corporal, pero debemos hacerlo de manera saludable.

Cada vez estamos más concienciados sobre las dietas rápidas y la pérdida de grasa corporal, pero sin que esto afecte de manera negativa a nuestra salud. La grasa corporal es un sobrante de energía que debemos quemar para que no se acumule en esos lugares tan indeseados. Para ello, hay una regla matemática infalible: quemar más de lo que ingerimos. Pero para reducir el porcentaje de grasa corporal no debemos matarnos de hambre.

Incorporar nuevos hábitos en la alimentación

  • Lo primero que debemos hacer es incorporar poco a poco nuevos hábitos de alimentación más saludables e ingerir menos alimentos calóricos. Con esto conseguiremos empezar a reducir el porcentaje de grasa corporal. Para ello podemos empezar a consumir más líquidos, lo que favorecerá la eliminación de grasas mediante la orina a la vez que veremos reducido nuestro contorno. Esto es importante ya que, si no ingerimos suficientes líquidos, los pocos consumidos serán almacenados debido a la necesidad que tiene el organismo de reservar agua. No olvidemos que el organismo está formado por un 70% de agua.
  • Es aconsejable hacer 5 comidas al día para mantener el metabolismo en funcionamiento todo el día. Los tentempiés entre las comidas principales deben ser ligeros, como, por ejemplo, fruta o yogures desnatados. Así, no llegaremos a las comidas principales con tanta hambre. En definitiva, debemos ingerir menos calorías de las que quemamos, más o menos unas 300 calorías menos al día. Con esto comenzaremos a reducir el porcentaje de grasa corporal de manera más eficiente.

Hacer ejercicio, el otro peso de la balanza

  • El ejercicio físico más recomendable para equilibrar la balanza es el cardiovascular y durante al menos 30 minutos. Si lo realizamos al menos 3 días a la semana conseguiremos reducir el porcentaje de grasa corporal de forma rápida y eficaz. Para hacernos una idea, tras tres horas de ejercicio el consumo de grasa supone el 90% de energía utilizada.
  • Para reducir el porcentaje de grasa corporal sería ideal desarrollar más nuestros músculos, ya que éstos queman más grasas que las propias células grasas. Esto se consigue realizando trabajos musculares localizados pero en repeticiones cortas y rápidas si no queremos ponernos muy fuertes.
  • Podemos alternar ejercicios como correr o nadar con ejercicios localizados para la musculatura. Debemos realizarlos al menos durante 30 minutos, ya que, a partir de este tiempo, el organismo empieza a quemar calorías negativas y a reducir el porcentaje de grasa corporal.