Cómo sacar el máximo partido a las TIC en una clase

Indudablemente, un docente con formación específica en la utilización de las TIC sabrá cómo explotarlas en beneficio del aprendizaje en el aula y podrá despertar el interés de los niños.

La incorporación en el aula de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) colabora con el enriquecimiento cognitivo cuando está a cargo de docentes capacitados en su uso, que elaboran propuestas pedagógicas integradoras. Así se utilicen contenidos digitales desarrollados especialmente o por el contrario software de divulgación masiva, el desafío tiene que ser enriquecer el aprendizaje.

Saber en red

Desde temprana edad la mayoría de los chicos se conectan al chat, contestan correos electrónicos y buscan información en la Web, por lo que casi seguro se sentirán a gusto al tener acceso a las tecnologías en la escuela. Los maestros no deben desestimar los conocimientos que traen sino aplicarlos a la práctica pedagógica.

 

Cuando se trata de estudiar sucesos del pasado o recabar datos biográficos de personalidades, investigar a través de las tecnologías aportará datos relevantes. Asimismo, se puede tener acceso a salas virtuales de lectura de bibliotecas y archivos, y a bancos fotográficos digitales.

 

En caso que se implemente un trabajo de investigación sobre cualquiera de las disciplinas, las informaciones estadísticas y otros estudios realizados pueden organizarse a través del uso de herramientas informáticas como planillas de cálculo, tablas, gráficos, organigramas o imágenes.

Actividades recreativas

Cuando los chicos tienen programada una visita a un museo, antes pueden enriquecer la propuesta valiéndose de las TIC. Existen espacios virtuales de museos reales que poseen información de patrimonios en exhibición y recorridos 3D por las obras, donde a través del zoom se descubren detalles desapercibidos para el ojo humano.

 

Cualquier conocimiento que se imparta en el aula, así como también actividades de esparcimiento, tienen la posibilidad de complementarse con los usos de las tecnologías. Aprender con otros y a través de símbolos satisface la necesidad de información sin desplazarse en busca de materiales.

 

Las TIC son una propuesta educativa diferente que bien utilizadas en el aula ayudan a estudiar. La pantalla ofrece multiplicidad de posibilidades para aprender ciencias biológicas, sociales, geografía, física, química o para desarrollar habilidades artísticas diversas. Al fin, todo puede convertirse en objeto de conocimiento.