Cómo se paga a través de crédito documentario

El crédito documentario es el medio de pago más utilizado en el comercio internacional, pues lo realiza un banco de forma inmediata, para garantía del exportador.

La mayor preocupación de cualquier empresa que desee colocar productos en el extranjero es cómo asegurarse que su cliente va a realizar efectivamente el pago. El crédito documentario resuelve esta interrogante, por lo que conviene conocer sus características más relevantes.

Qué es un crédito documentario

Se trata de un contrato en el que un banco, llamado emisor, a petición de un solicitante que es normalmente el importador, se obliga a pagar a un beneficiario, el exportador o vendedor, una suma de dinero previa presentación de los documentos que comprueban la realización de la venta.

 

También conocido como carta de crédito por su traducción literal del inglés,
el crédito documentario es fundamental en el comercio internacional, pues la gran mayoría de las operaciones de exportación e importación se hacen a través de este mecanismo. De lo contrario, los incumplimientos de pago serían tantos que el tráfico se interrumpiría.

Procedimiento

El comprador en el país A, solicita a su banco que emita un crédito documentario en favor del vendedor, que se encuentra en el país B. El banco emite la citada carta de crédito en favor del citado vendedor. Si la institución financiera no tiene sucursales en el país B, requiere a un banco local que confirme dicho crédito documentario.

 

Una vez que el exportador ha colocado la mercancía vendida en el medio de transporte acordado, solicitará el pago de la carta de crédito al banco confirmador. Para ello, debe anexar varios documentos, que deben cumplir al pie de la letra con los requisitos señalados en la carta de crédito para que la entidad crediticia no pueda negarse a cumplir con su obligación.

 

Los documentos requeridos para el pago del crédito documentario son la factura comercial, que incluya la descripción de las mercancías, el precio y demás condiciones básicas de venta; el documento de transporte, como sería el conocimiento de embarque si los bienes se envían por barco; y el documento de seguro de las mercancías, que usualmente debe cubrir el valor CIF de estas más un diez por ciento.