Cómo silbar con los dedos en la boca

Si el propósito es llamar la atención, silbar con los dedos en la boca es una de las formas más eficaces, ya que se obtiene un sonido agudo y fuerte capaz de oirse a una gran distancia.

Al silbar se utilizan los dedos, los labios, la boca, la lengua y el aire, todos combinados con la práctica y el control se produce el silbido.Además, silbar con los dedos en la boca produce un sonido más alto y agudo. Además, cambiando la posición de los dedos pueden lograrse diferentes grados de agudeza y volumen.

Los dedos y la boca

  • Los dedos que se utilizan son el dedo medio y el índice. Para poder silbar con los dedos en la boca, debe formarse un círculo con los dedos, extender los demás para que no molesten al ubicarlos en aquella ,soplar y obtener el silbido.
  • La boca no debe abrirse demasiado, sólo lo suficiente para que los dedos puedan ubicarse en la lengua. Una vez ubicados para silbar, aquella debe estar ligeramente cerrada y presionando los dedos, ya que permitirán luego mayor control.

La lengua y los dedos

  • Para silbar con los dedos en la boca, se necesita además de que la lengua esté bien ubicada casi tocando el paladar con la punta, pero sin hacerlo. Los dedos deben estar tocando un poco más de la mitad de la lengua en ésa posición y luego de eso, resta soplar con un poco de fuerza y practicar, practicar mucho.

El aire para soplar

  • Para silbar con los dedos en la boca es indispensable también, saber soplar con precisión más que con fuerza. El sonido se logra mediante la conjunción de la lengua, la posición de la lengua, los labios y la boca. Es preferible practicar con soplidos leves hasta que el sonido se consiga, que estar soplando con fuerza sin lograr el sonido del silbido.

La clave suprema: practicar, practicar, practicar

  • Para generar el sonido todos los instrumentos mencionados son importantes:la lengua, los dedos, la boca y los labios. Para silbar con los dedos en la boca éstos "instrumentos" son diferentes en cada uno, por lo que se deberá buscar la propia técnica, la forma personal para poder silbar bien y alto, y será conveniente practicar, repetir y mejorar la técnica para lograr el sonido del silbido.
  • A algunos puede tomarles unos días de persistente práctica, a otros unos cuantos meses y a otros tantos, unos cuantos años. Aquí no hay fórmulas secretas, se trata de un instrumento que se domina con la practica, la constancia y la persistencia.